Publicaciones

diciembre 2013
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Usuarios online

Comentarios

Suscripción RSS

Archivo de diciembre 2013

29 de diciembre de 2013

El día 27 a media mañana ya empezamos a deshacer maniobra. A las 2 de la tarde, hora local, pusimos rumbo a Puerto Deseado, al otro lado del Golfo de San Jorge. Las primeras horas, casi calma, a motor. A partir de ahí entraron los vientos de componente W que fueron arreciando a fuerza 6-7 e incluso alguna racha de 8. Con foque, dos manos de rizos y apertura de rumbo pasamos la noche, que no fue nada acogedora a pesar de estas medidas tan conservadoras.

Lo del viento es un cálculo fruto de nuestra observación porque, una vez más, fallaron los equipos y hemos navegado sin información del viento real. El sistema falló en la primera tarde y quedamos sin nada. Luego pudimos recomponer algunas partes pero no todas. Incluso tuvimos que fondear sin sonda.

La travesía pasó de 170 a 244 millas. Además, cuando estábamos a 36 Nm de Puerto Deseado, con horizonte oscuro y bajada permanente de la presión barométrica a los largo de todo el día, escuchamos por la VHF un comunicado de la Prefectura de Puerto Deseado anunciando vientos de 40-50 nudos y cierre del puerto.

Minutos antes Fabián había sugerido tomar 2 manos de rizos en mayor ante la nubosidad que teníamos por proa. Al oír el comunicado, en lugar de tomar rizos, arriamos mayor y dejamos el foque en un pañuelín. En ese momento calma chicha. Así estuvimos un par de horas, comunicándonos con las ruedas de Miguel y Alejandro para conocer de primera mano el pronóstico para esa tarde noche, ya que la prefectura dio el aviso sin más datos. Ninguno localizó ningún motivo para semejante alarma.

Pasaron dos horas, oteamos el horizonte, no había nada de nada e incluso llegó un nuevo aviso de cese de la alerta.

A 34 millas de Puerto Deseado y teniendo que llegar con la marea entrante, había que ir lo más despacio posible. Sacamos el foque entero, dejando la mayor en su saco y a una velocidad de 3-4 kts. llegamos hasta la bocana del puerto justo a la hora señalada, las 5 hora local. De vicio.

Hablamos de marea entrante porque la amplitud de mareas en esta zona es grande y provoca corrientes de hasta 4 kts. por lo que se aconseja entrar después del bajamar y para salir justo lo contrario.

Otra condición de este puerto es que hay unos vientos bien fuertes del W y del SW, que cuando chocan contra la marea, forman un oleaje bien incómodo e intransitable. Es un puerto para seguir abundando en detalles, que no tiene facilidades para veleros, no hay donde amarrar el barco ni donde desembarcar con el dinghy sin quedar a merced de la marea. Todo bien, todo bien ¿Quién habrá puesto ese nombre a este lugar? Releyendo el derrotero de Giorgio Ardrizzi, hemos sabido que Magallanes que anduvo por aquí, le nombró Bahía de los Trabajos, Francis Drake lo renombró como Bahía de las Focas y en 1.586 Thomas Cavendish, bendito, le puso el nombrecito que ahora ostenta y del que no vamos a hacer más comentarios.

En honor a la verdad, este puerto sirve para la flota pesquera de altura que están abarloados como chinches.

Nuestro fondeo, después de unas vueltecitas para arriba y para abajo, resultó bien. El ancla clavó hasta el alma. Bien. Poco después con viento en un sentido y la corriente de marea en otro, barco atravesado, cadena llamando hacia popa y provocando un serio problema en los tensores del botalón. Llevamos todo el día elucubrando como resolver este entuerto, sobre todo pensando que se avecinas vientos durante 4-5 días de alta intensidad, entre 30-45 kts.

Nos hemos metido aquí voluntariamente, como único resguardo posible para escapar de esos vientos que nos vendrán de morral y también porque necesitamos repostar gasoil y alimentos frescos.

Tenemos una pequeña esperanza puesta en ver si nos dejan abarloarnos a alguna pesquera que esté en reparación en el varadero que tenemos enfrente y que queda un poco resguardado de los problemas de la ría. Nadie nos habló de esta posibilidad pero habrá que intentarla.

En esta travesía hemos recorrido 244 Nm, navegando a vela 33 horas y 8 a motor.

Hemos tenido vientos de todos los colores.

Las temperaturas, según vamos ganando latitud S, van bajando rápidamente. Salimos con sol y 26º de Caleta Horno y tenemos hoy 10º. La Webasto de momento va bien, crucemos los dedos.

La Posición actual en el fondeo, es:

Latitud.- 47º 45’629 S

Longitud.- 65º 55’812 W

27 Despedida de Caleta Horno.

Hola a todos

Soy Fabián y vuelvo a participar de las crónicas del Prati. Les cuento que pasamos unos días en la Caleta Horno, trabajando con la amarra, visitando el lugar, sacando fotos, leyendo y comiendo, lo que es muy propio de las fiestas!!!

El lugar satisfizo las expectativas, es un paisaje bien típico de la Patagonia, árido, seco y deshabitado. La población más cercana es Bahía Camarones que se encuentra a más de 10nm de la caleta. Incluso la Prefectura está ausente de estos parajes.

Los días transcurrieron con calma, salvo el primero en que tuvimos jaleo con la maniobra de fondeo, con la única irrupción de las comunicaciones con Miguel y Alejandro nuestras amistades vía BLU que nos mantienen conectados con el resto del mundo.

Ya empezábamos a estar un poco tediosos con el lugar cuando ayer vimos una ventana de buen tiempo para cruzar el Golfo de San Jorge rumbo a Puerto Deseado. Nuestra próxima navegación implica un tramo de 160nm y los pronósticos nos alertan de aproximadamente unas 6/9hs de vientos de 35kt del SW mientras que el resto de la navegación, estimada en 24hs., será con vientos de través o calmas.

Imagino que nuevamente en tierra y con señal de internet podremos saciar la curiosidad de fotos!!!

Les mandamos un cariño a todos y hasta pronto.

Noche buena, tarde de perros

Amaneció un día maravilloso en este pequeño paraíso que es la Caleta Horno. Los chicos hicieron excursión por los riscos colindantes para confraternizar con los guanacos y hacer unas fotos muy chulas desde lo alto, con el mar al fondo, la entrada de la rada y el PRATI en su fondeo interior. La first mate de nautimaruja, haciendo el pan.

Al poco de regresar a bordo, una voz de aviso del capi nos puso a andar. Los cabos que nos unían a tierra por barlovento, flotaban en el agua totalmente libres. Zafarrancho.

Entre el ancla y el cabo de sotavento que pasó a ser casi barlovento y que se rozaba peligrosamente con las aristas de las piedras volcánicas que hay por el lugar, cundió el pánico.

Lo que se había roto era la maroma que había previamente rodeando una roca y a la que nos habíamos amarrado. Hubo que poner cabos nuestros para esa función y de paso reforzar la otra banda de la misma forma. El viento soplaba y soplaba, entre 25 y 35 nudos por la aleta, quedando el barco casi atravesado entre ancla y amarra de popa.

Conseguimos rehacer la maniobra que teníamos previamente, pero la paz nos abandonó. A partir de ese momento el capi, cual búho, oteaba una y otra vez los cabos. Sobre todo la parte de las amarras en tierra, pegadas a la roca y con el temor de que se pudieran rozar y partir. Habíamos largado solamente 20 m de cadena, lo que nos dejó bastante indefensos. Pensamos que los cabos a tierra serían suficientes. Pues no.

En el atardecer, con los aerogeneradores a punto de despegar, decidimos largar otra ancla con dirección SW en prevención del role esperado para la noche.

Cenamos, mal que bien, con un rico menú, langostinos al ajillo, ventresca de bonito, salmón ahumado y un poquito de ensalada, un poquitín de vino, turrón y no mucho espíritu navideño.

La duda seguía presente, aquí dentro de la rada y con las piedras de la orilla tan cerca, nos sentíamos en una ratonera sin opción de maniobra alguna. Solamente esperar el role y desear que los primeros vientos de la madrugada no llegaran tan fuertes.

Guardias nocturnas para control de las amarras y a las 4 de la mañana, con el principio de la guardia del capi, todo el mundo arriba. Hay calma chicha y toca cambiar de fondeo.

Estudiamos a fondo la situación para los vientos previstos del W-SW y con ancla por proa, 50 m. de cadena, sonda de 5 m., dos amarras por popa y otras dos por proa hacia la roca, haciendo barbas de gato, alomojó el día de Navidad puede resultar más tranquilo aunque vuelvan a establecerse los 25-35 kts. de ayer, que a más a más son siempre racheados.

Pues lo dicho ¡¡¡¡¡¡Feliz Navidad!!!!!!!

En Caleta Hornos para Navidad

Hemos seguido navegando, con un viento escaso, un mar demasiado agitado para tan poco viento, casi siempre en contra y los motores sacándonos del atolladero.

Día, una vez más, luminoso y vida a bordo un poco aburrida, sin la ocupación de las velas. En cuanto ha aparecido un atisbo de viento, enseguida a sacarlas, pero siempre con poco éxito y en contadas ocasiones. De cuatro días de navegación desde Necochea, tres a motor.

Nuestra parada en Caleta Hornos estaba programada. Es un lugar perdido en la naturaleza, una cala rodeada de riscos por los que asoman curiosos los guanacos. Aguas tranquilas y límpidas, de temperatura un poco baja para el baño, 17º ahora, en bajamar, si bien Fabián la probó enseguida.

El meteo que tenemos, da un poco de miedo. Igual nos quedamos a vivir en Caleta Hornos. Están previstos vientos del W de entre 30 y 40 kts. para toda la semana Aquí estamos fondeados con el ancla por proa y un par de cabos por popa a las paredes de la cala, donde alguien había dejado preparados unas gruesas maromas alrededor de las rocas para ayudar en esta maniobra. La tranquilidad es mayor que en muchos puertos, con lo que peligra el avance de amarinamiento que llevaba la first mate.

Hay un montón de pájaros marinos “chombando” continuamente en busca de alimento y el capi, nada más comer, se ha preparado su caña con un langostino que minora los de la cena y con el que piensa conseguir el segundo plato. Paciencia y ganas no le faltan. Esperemos que haya más suerte que en la travesía, donde hemos paseado el curri millas y millas sin estrenarse.

En principio pasaremos aquí las navidades y cada día seguiremos el avance meteorológico. Como en esta zona es tan cambiante, igual antes de lo previsto se nos arregla seguir adelante. Ya veremos si somos capaces de llegar a Ushuaia en el 2.013.

Nuestra posición a las 5,00 UTC del día 23 de diciembre es:

Latitud.- : 45º 02’23 S

Longitud.- : 65º 41’01 W

Temperaturas del aire entre 14º y 24º

Millas navegadas en las últimas 27 h: 139 Nm

“Aiga salud”

Hoy es ese famoso día en que todo el mundo en España dice lo mismo. Bueno, casi todo el mundo, porque siempre hay agraciados. “Aiga salud”. A estas horas, aquí las 10 hora local, las 2 de la tarde en España, deducimos que para nosotros también tendrá que haber salud, porque premios en la lotería no parece, nadie nos ha escrito.

La noche anterior, todo tormentas y ésta calma total. Por aquello de que después de la tempestad, llega la calma. Por tanto los motores trabajan sin cesar.

Casi siempre en nuestras crónicas, sobre todo en las de los últimos tiempos, nos explayamos mucho contando de comidas, cenas, cervecitas, etc. ahora en navegación también deberíamos explayarnos más contando los momentos dulces, como son las guardias nocturnas, noches estrelladas, la Cruz del Sur por babor, con sus dos lagrimas colgando a modo de cometa infantil y la constelación de Orión por Estribor, todo ello dentro de una esfera celeste cuajada de estrellas en una noche totalmente despejada. Con las velas abajo el cielo es aún más grande. Como se dice por estos pagos ¡Que lindo, che!.

El amanecer de hoy ha ido en consonancia con la noche. Colorido espectacular de amarillo chillón y rojizo que solo se puede entender al visualizar las imágenes que subiremos a Youtube en su momento. Como siempre, habrá que esperar a un buen Wifi donde hacerlo.

Para ir dando ambiente navideño, hemos colgado en la cocina a Papa Noel, es aquel viejo amigo que nos acompañó, con el tío Migue, en el primer cruce Atlántico. Duerme dulcemente en una caja, bajo la cucheta de popa babor durante el año y en estas fechas se despierta juguetón dando saltos y brincos, la mar le obliga, para solaz de los intrépidos navegantes.

A estas horas ya habrá doblado el Cabo San Diego para cruzar el estrecho de Le Maire nuestro amigo José María “Cocua” con su tripu en el ARCHIBALD. Ayer en la Rueda charlamos con ellos como cada día. Habían tenido hasta 50 Kts. de viento y lo debieron de pasar regular, aunque son gente curtida y no dieron mucha “bolilla” al asunto.

En este momento, según los datos de que disponemos, estamos bajando hacia el Sur del Sur, el ARCHIBALD, el velerito del alemán vecino de Mar del Plata, los holandeses del TARA, ahora en forzoso parón en Necochea, y posiblemente otros dos barcos alemanes que quedaron atracados en Mar del Plata a nuestra salida. Tanto por las ruedas de Miguel de Bahía Blanca, como la de Alejandro en B.Aires, no aparece ningún otro barco.

Cuando hace bueno, tenemos conciertos a bordo. Después de comer, con el sol de la tarde, el Prati con su ukelele, como la araña Tecla de la abeja Maya, deleita a la tripu con sus interpretaciones de folclore popular. Ahora estamos practicado aquello de “Se oye sonar una gaita”, “Palmero sube a la palma”, “de Barbor a Estribor”, “Cuando pa Chile me voy”, “La galopera”, “las Mañanitas”, etc.

Desde la Patagonia Argentina, navegando rumbo al Sur del Sur, Ushuaia y Cabo de Hornos, la tripulación del PRATI os desea

¡ ¡ ¡ ¡ ¡ F E L I Z   N A V I D A D ! ! ! ! !

Nuestra posición a las 12 horas UTC.

Latitud.- : 43º 32’12 S

Longitud.- : 63º 323’72 W

Temperaturas del aire entre 15º y 24º

Millas navegadas en las últimas 24 h: 137 Nm

Distancia a Caleta Horno, rumbo directo: 138 Nm.