Publicaciones

agosto 2018
L M X J V S D
« Mar    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Usuarios online

Suscripción RSS

la vuelta al mundo mundial

Todo lo relacionado con la vuelta al mundo

VOLVO OCEAN RACE en Auckland

Como estamos en New Zeland, en Whangarei, a 160 km. de Auckland, decidimos no perdernos la llegada de la VOLVO OCEAN RACE.

Con mucha ilusión nos fuimos para La Ciudad de las Velas, el sábado día 24 de febrero, que oficialmente era el día de la llegada de la regata, aunque todos sabíamos que estaban aún un poco lejos.

Así que con tranquilidad recorrimos las instalaciones montadas en el Viaduct Harbour de Auckland para esta ocasión. Había distintos stands de los equipos competidores y de VOLVO donde se podía ver el prototipo del VOVO 65 e incluso hacer la simulación de la navegación. También videos con el resumen de la vida a bordo en esas navegaciones extremas y el mensaje importante de esta edición que es la lucha contra el consumo indiscriminado de plásticos y el consiguiente vertido al mar. Turn the tide on plastic. Las imágenes del mar y sus animales, entre toneladas de basuras plásticas, resultan duras e intentan que, sobre todo los niños, se conciencien.

01
02
03
04
05
06

Estuvimos con Toño Piris, capitán en tierra del equipo MAPFRE. Nos enseñó lo que tienen que organizar para tener el barco en perfectas condiciones. Disponen de dos contenedores taller, totalmente equipados y mientras uno estaba aquí, el otro ya está viajando hacía Brasil para la siguiente llegada de etapa. Mientras esperaban, como nosotros, ellos montaron la cuna en la que colocarán el barco a su llegada.

Esta vez toca pintar la cubierta, la dura navegación y el trasiego constante de las velas, pule la pintura antideslizante de la cubierta y hay que ponerla nueva.

Estamos a mitad de regata y hay una importante labor de mantenimiento/reposición.

En el pabellón de VOLVO en la pantalla del tracker, mucho más completa que la que vemos por Internet, pudimos seguir el avance de los equipos. Allí ya tenían la idea de que llegarían al martes por la noche.

07
08

Esa noche de martes, después de cenar, nos dirigimos al puerto para esperar la llegada de los barcos, prevista para más de la una. Mucho viento y noche desapacible. En principio, muy poca gente dispuesta a esperar, casi nadie. En el escenario montado para la ocasión, donde todos los días hay música, pudimos seguir en pantalla gigante el avance de la flota ya en la costa neozelandesa y refugiarnos del frio con los pubs que hay delante del escenario, unos los usamos como asientos, para lo que realmente están pensados y otros de manta.

09
10
Y por fin llegó el momento:

La línea de meta, en total obscuridad, solo las luces rojas que marcaban la finish line y un montón de barcos que acompañan en la llegada, mientras el helicóptero les sobrevuela. En media hora, entraron los cinco primeros y antes de 2 horas, estaban todos en puerto.

Parece mentira que hayan recorrido más de 6.000 millas, con distintos rumbos, con distancias entre ellos a veces grandes, con las encalmadas de los doldrums y los fuertes chubascos de las zonas tropicales y que se concentren de esa manera en la llegada y le den emoción.

Los espectadores, que ya éramos un buen número, solamente pudimos atisbar la luz de navegación en lo alto de los mástiles y como, inmediatamente superada la finish line, enrollaban las velas de proa y arriaban la mayor.

Desaparecieron de la vista del público durante un buen rato, imaginamos que habrá trámites reglamentarios que cumplir y cuando aparecieron ante sus familiares, amigos y aficionados, todo es alegría y disfrute del momento.

11
12
13

Evolucionan a motor, se dan unas vueltas derrapando como un Formula 1, para disfrutar de los aplausos y van ocupando cada uno su atraque en el puerto. AKZONOBEL, SCALLYWAG, MAPFRE, DONFENG y TTTP con suficiente margen de tiempo entre ellos para tener su minuto de gloria.

Las familias están a pie de atraque, en el pantalán. Saludos, abrazos, niños a bordo, algunos muy pequeñitos e inmediatamente empieza el zafarrancho de desmontar el barco. Velas empaquetadas que se van desembarcando a la vez que los equipajes de los tripulantes. No hay un minuto de tregua.

14
15
16

Por fin, una hora después, hay que ir a recoger el trofeo por esta etapa. MAPFRE hizo pódium y aumentó la ventaja en la general sobre su inmediato perseguidor, el DONGFENG. El famoso Haka recibe a cada equipo.

17
18
19

Tras la entrega de trofeos y la consabida ducha con champán, felicitamos al skipper Xabi Fernández, capitán del equipo español:

“¡Enhorabuena, los estáis haciendo muy bien!”

Él, en plan humilde:

“Se hace lo que se puede”.

Después, algunos nos vamos a dormir, a más de las tres, mientras vemos entrar al BRUNEL en la línea de meta.

A media mañana, cuando llegamos al puerto, ya hay tres barcos en sus cunas y la actividad es frenética.

20
21

Como han llegado con dos días de retraso, ahora toca acelerar los trabajos, ya que el día 9 comienzan las regatas dentro de Auckland y el 18 de marzo darán la salida de la 7ª manga, rumbo a Brasil, doblando Cabo de Hornos. Larga y dura travesía, posiblemente la que más.

Deseamos la mejor suerte al equipo MAPFRE y que la bandera española siga en primera línea hasta la definitiva Finish Line en Holanda.

22

Sureste de Australia

Adelaida, siguiente etapa, zona de viñedos, pasó sin pena ni gloria, teniendo en cuenta que venimos de un país, España, con primer nivel de viñedos y bodegas en el mundo.

Apenas hicimos fotos. Tratamos con gente muy amable y el ambiente de bares y restaurantes en la city, zona centro, tremendo.

01 Adelaida

Curiosidad en Adelaida

Melbourne, sí que nos gustó, que ciudad, que edificios espectaculares

02 Melbourne
03 Melbourne
04 Melbourne
05 Melbourne
06 Melbourne
07 Melbourne
08 Melbourne
09 Melbourne
10 Melbourne

Melbourne

11 Melbourne cena en el piso 89

Cena en el piso 89

En Apollo Bay, la bonita costa de esta región, están sus famosísimos Doce Apóstoles, calificados por Lonely Planet como uno de los “Veinte lugares del mundo a visitar”. Toda la costa, con formaciones producto de la erosión del viento y el mar, está llena de historias de sus más de 50 naufragios documentados, incluso la llaman “La costa de los naufragios”.

12 costa Melbourne
13 Costa Melbourne
14 Costa Melboune
15 Costa Melbourne
16 Costa Melbourne
17 Costa Melbourne

Apollo Bay – los Doce Apóstoles

18 London Bridge

Apollo Bay – London Bridge

Tasmania, según la expectativa que nos habíamos creado, bien, muy bien.

Hobart su capital es el destino de la famosa regata “Sídney – Hobart”.

19 Hobart2
20 Hobart
38 Hobart

Hobart

También espectacular la costa. Bravos acantilados, Tasman Arch y Devils Kitchen.

21 Costa Tasmania
22 Costa Tasmania
23 Costa Tasmania
24 Costa Tasmania
25 Costa Tasmania
26 Costa Tasmania
27 Costa Tasmania
28 Costa Tasmania
29 Costa Tasmania

Costa de Tasmania

Visitamos el Unzoo, para conocer en directo al famoso “diablo de Tasmania”

30 el diablo de Tasmania
31 El diablo de Tasmania
32 El diablo de Tasmania

El famoso Diablo de Tasmania

De paso vimos por fin canguritos y otro buen número de animales que conviven casi en libertad en este No Zoo.

33 el Unzoo
34 el Unzoo
35 el Unzoo
36 el Unzoo
37 el Unzoo

El Unzoo

Algunos días de lluvia y frio en esta despedida de Australia.

Ya de vuelta en Nueva Zelanda, continuamos en Whangarei, a donde arribamos allá por noviembre de 2017.

Fin de año en Sídney, 2017-2.018

Para celebrar la llegada del año nuevo de forma especial y recordando las muchas veces que hemos visto por televisión los fuegos artificiales de Sídney, nos organizamos un viajecito para vivirlos en directo, ya que ahora estamos a tiro.

Lo comentamos con nuestros hermanos Luis y Mercelú y vinieron desde Tabarnia para celebrarlo todos juntos.

Y “yaque” estábamos allí, pues hicimos el tour del Centro y Sureste australiano: Sídney, Ayers Rock (Uluru) Adelaida, Melbourne y Tasmania.

En el viaje de ida hicimos una escala en Auckland.

01 Auckland
02 Auckland
03 Auckland

Fotos de Auckland

Nos quedaron ganas de volver con calma, sobre todo por su ambiente portuario. Por algo se llama “la ciudad de las velas”.

Este pasado fin de semana, aprovechando la festividad de la Fundación de Auckland y el cumpleaños de la first mate, volvimos allí para celebrarlo.

La llegada a Sídney, espectacular en vísperas del New Year Eve, no cabía ni más gente, ni más tráfico marítimo, ni más vorágine. ¡Que gran ciudad!

04 Didney
05 Sidney
06 Sidney
07 Sidney
08 Sidney
9 Sidney
10 Sidney
11 Sidney
12 Sidney
13 Sidney
14 Sidney
15 Sidney
16 Sidney
17 Sidney
18 Sidney
19 Sidney
20 Sidney

Fotos de Sídney

Las tres últimas fotos son de google, tomadas desde otra posición más ventajosa y con mejores medios y conocimientos.

Luego salimos hacia el desierto. El mítico Uluru, montaña sagrada de los aborígenes australianos dentro del Parque Nacional Uluru-Kata-Tjuta. Es uno de los mayores monolitos del mundo con 348 m de altura y 9 km. de contorno, en mitad de una inmensa planicie. Vimos atardecer y amanecer, como es obligatorio a los turistas, para disfrutar de los cambios de color que motiva la inclinación de los rayos solares.

21 Uluru
22 Uluru
23 Uluru
24 Uluru
25 Uluru
26 Uluru
27 Kata Tjuta
28 Kata Tjuta

Fotos de Uluru

Dejamos para la siguiente crónica el resto del viaje.

Realmente esto no es una crónica, apenas un guion en el que colocar las fotografías de nuestro periplo australiano y dar señales de vida.

Seguimos en Whangarei y aún no tenemos fecha clara de regreso a casa.

Aotearoa.- 2

Una vez instalados en el varadero y tras las primeras visitas a Whangarei,

01 Ayuntamiento Whangarei

Ayuntamiento de Whangarei

01 Town Bassin Marina 2
01 Town Bassin Marina

Town Bassin Marina

decidimos empezar a hacer turismo.

Salimos el sábado día 25 a conocer el norte de la región de Northland, empezando por Bay of Islands.

02 Bay of Islands

Bay of Islands

La mayor parte de los barcos que arriban a New Zeland para pasar la estación de ciclones, llegan a Bay of Islands, concretamente a Opua, por lo que pensamos que merecería la pena ir allá.

Las carreteras no son muy buenas, más bien estrechas, pocos arcenes y con esa tonta manía de los ingleses de ir por la izquierda. El tema se complica un poco en las rotondas, pero lo vamos superando.

Por el camino, verde y más verde con el moteado permanente de las vacas.

03 camino

Camino a Bay of Islands

Opua, como habíamos imaginado, es un gran depósito de barcos. Hay una marina de las más grandes que hemos visto nunca y otro montón de barcos en boya. De todos los tamaños y clases posibles.

04 Opua
04 Opua 2
04 Opua 3

Opua y sus barcos

Por supuesto, tiendas náuticas y empresas de servicios para los barcos. Fuera de eso, poca cosa. Solo un restaurantito junto a la Marina y no muy bueno.

Nosotros en el ferry nos fuimos a Rusell, donde habíamos reservado hotel. La velada en Russell muy agradable, es uno de esos sitios típicos de vacaciones, en plan cuidado, sin aglomeraciones, rodeando una plácida bahía y con gente relajada y feliz. Estupenda cena, música para amenizarla y de vuelta al hotel a las 10, como las buenas niñas.

05 Russell
05 Russell 2
05 Russell 3
05 Russell 4
05 Russell

Russell

En Russell está la primera propiedad que pasó de los maories a un blanco. Un ex convicto que se volvió honrado y que por lo que se cuenta, era más listo que el hambre.

El domingo, excursión al Cabo Reinga, el punto más norte de la isla norte de New Zeland. Es un lugar mítico para la cultura maori, porque desde allí se encaminaban al inframundo y está rodeado de leyendas.

A nosotros nos interesaba ver el lugar donde se encuentran el Pacifico y el Mar de Tasmania.

05 Mar de Tasmania

Mar de Tasmania

El viaje largo, praderas y más praderas, vacas, ovejas, araucarias y algunos kauris, el árbol autóctono de la zona, que por su tala excesiva ha desaparecido prácticamente. Solo quedan ejemplares en Northland.

La vista del Cabo y desde el Cabo, mereció la pena. En un día gris y sin apenas viento, los dos mares se saludaban, no se agredían, tiempo calmo.

06 Cabo Reinga
06 Cabo Reinga 2
06 Cabo Reinga 3
06 Cabo Reinga 4
06 Cabo Reinga 5

Cabo Reinga

Los más de quinientos kilómetros, ida y vuelta, sirvieron para ir fijando ideas de cómo conducir por la izquierda, solo un par de veces y en sitios aislados y no señalizados, quisimos ir por la derecha.

También vimos algún kiwi, ese pájaro rechoncho y torpón, que no vuela pero tiene olfato, algo rarito para un pájaro y que le da nombre a los habitantes blancos de New Zealand. Es una bola con pico largo y dos patitas.

Otra cosa buena de este país es que no hay perros sueltos. Se lo debemos a los kiwis, para preservarlos se pide a los propietarios de perros que los lleven siempre amarrados, incluso en sus paseos por el campo. Que diferencia con Chile y Polinesia. Aquí la first mate, que les tiene auténtico miedo, es feliz.

Aotearoa, el país de la gran nube blanca.- 1

Así llamaban los antiguos maoríes a Nueva Zelanda, por la gran nube blanca, que era lo primero que se veía desde el mar, antes de avistar costa.

Tras el fin de semana en Marsden Cove Marina, navegamos 8 Nm por esta gran ría de Whangarei hasta el varadero donde queda, en seco, el cata para esta temporada.

la  Ría  de Whangarei

 

 

                     

          

 

 

Varadero

 

Ahora, con el PRATI tranquilo en tierra, nos dedicaremos a visitar este país tan lejano y desconocido para nosotros.

 

Unas breves notas de nuestras primeras impresiones:

 

Climatología y paisaje, esto parece Navia (Asturias). La ría mucho más grande, pero el resto parecido. Estamos teniendo suerte y en quince días solo llovió el primer día, lluvia torrencial que venía asociada al temporal.

A partir de ahí sol y nubes. Durante el día la temperatura es buena, estamos llegando al verano, pero hacia la madrugada baja hasta 11º y hay que abrigarse.

Whangarei ha sido una agradable sorpresa. Es una pequeña city, unos 50.000 habitantes, capital de la región de Nortland, con una construcción horizontal, apenas hay segundas alturas y un centro con bonitas edificaciones y muy cuidado.

En el mismísimo centro y en zona de ambiente, la Marina Town Bassin, que alberga la mayor parte de los veleros locales y transmundistas.

Una cosa que nos ha llamado la atención son las librerías, muchas, muy cuidadas, con grandes espacios, bien decoradas y coquetas.

También llama nuestra atención la gran cantidad de Toilettes públicos que hay por doquier. Están relimpios y con su jaboncito, papel higiénico y demás. Puertas abiertas y sin cuidador. Se aprecia un civismo ejemplar.

Teníamos la idea preconcebida, por comentarios de otros navegantes, de que esto era súper aburrido y que los bares cerraban a las cuatro de la tarde. Hay que reconocer que las cenas empiezan a partir de la cinco de la tarde, pero nosotros seguimos cenando sobre las ocho y pasadas las nueve aún queda gente. Hay buen ambiente, los restaurantes, algunos incluso con barra de bar, tienen un estilo colonial inglés agradable y elegante.

La gente es amable, hasta con nosotros que nos cuesta un montón entender lo que dicen. Pero ellos repiten sin malas caras y nos vamos arreglando.

Por cierto, tienen buenos vinos, sobre todo Pinot Noir y más baratitos que por el resto del Pacífico que nos sacaban las muelas.

 

Cosa contradictoria en un país tan meticuloso y relimpio, con muchos controles medioambientales, es la cantidad de moscas, XXL, verdosas, brillantes, muy listas ellas, que pretenden enrolarse diariamente a bordo. Tenemos mosquitero en la puerta y cada vez que lo abrimos para entrar o salir, ellas se cuelan de forma sibilina y dentro se queda un enjambre zumbando, como describe Machado. A partir de ahí, empieza el safari.

Aunque no lo habíamos dicho, queda claro que vivimos a bordo, el varadero tiene buenas instalaciones en tierra para hacerlo cómodo.