Punto y aparte en Mauritius Island

Nuestro approaching a Port Louis

 

El PRATI en el pontón de Quarentine.

 

Seguimos en Mauricio y aquí vamos a poner un punto y aparte a nuestra navegación, hasta la temporada siguiente.

La idea original era llegar a Sudáfrica y dejar allí el catamarán durante unos meses, para volver a casa.

En Sudáfrica no nos estaba resultando facil encontrar un lugar donde se pudiera sacar el catamarán y en vista de ello, empezamos a buscar alternativas.

Así que hemos encontrado un lugar aquí, en Port Louis, donde dejar el barco en seco, que es lo que queremos hacer, después de la larga temporada que lleva a flote.

Esto, unido al cansancio, tras 8.681 Nm. navegadas desde mayo hasta ahora, nos ha animado a tomar la decisión de poner el punto y aparte de esta temporada y volver a casa, desde donde salimos a mediados de diciembre de 2.018. Ya va siendo hora.

Por otra parte, se nos ha echado el tiempo encima y estamos entrando en cierto riesgo de ciclones. La temporada oficial empieza el 1º de noviembre, pero hacia finales de mes ya pueden ser efectivos, así que habríamos tenido que pasar rápido tanto por aquí como por Reunión, casi sin conocerlas, lo que nos daba un poco de pena.

Uniendo todas estas consideraciones, hemos tomado la decisión de tomarnos un descanso.

Una vez adoptada la decisión, estamos tranquilos y felices, disfrutando del lugar.

PRATI en su atraque de Caudan Marina

Desde nuestra arribada, el día 6 de noviembre, estamos en la Caudan Marina de Port Louis, que queda en el centro del Waterfront, un espacio nuevo, lúdico, lleno de restaurantes, tiendas y turistas y desde donde podemos ir a pie a todas partes.

 

 

 

 

 

 

 

El resto de la ciudad, al que se accede por varios pasos subterráneos, para salvar las carreteras que bordean el waterfront y que siempre tienen mucho tráfico, es más auténtico, con mercados y mercadillos y mucha gente deambulando a todas horas.

 

 

 

 

 

 

La marina es únicamente un muelle de hormigón, no muy grande, donde ahora estamos solo media docena de barcos, aborloados a las paredes.

 

Mauricio es una isla multicultural, sus calles son un desfile de etnias diferentes. Destacan los hindús, con sus ropas coloristas, que son los que más abundan y los musulmanes, con algunas mujeres tapadas hasta dejar solo la ranura para los ojos, son la minoría, pero se hacen notar.

Tienen una especie de lema, que aparece en algunos carteles:

  • Una isla
  • Muchos pueblos
  • Todos Mauricianos

 

La isla es un destino turístico de sol y playa. Hay multitud de hoteles en la costa, una costa protegida por arrecifes de coral, con arenas blancas y aguas transparentes.

El resto de las atracciones turísticas, no nos han emocionado.

                             El volcán

 

 

 

 

 

 

 

 

Grand Bassin, lago sagrado para los hindúes, con templos y estatuas.

Sus cultivos principales son la caña de azúcar, el te y la vainilla. Hay grandes reservas de agua, en varios lagos de buen tamaño, dicen que podrían soportar un año entero sin lluvias, cosa totalmente improbable.

 

En una semana ya han aparecido por aquí 3 cruceros grandes, que hacen la ruta Seychelles, Reunión, Mauricio y que llenan las calles de gente nueva. Un día hacen el recorrido por la isla y al siguiente por Port Louis.

 

y en este ambiente relajado, seguiremos unos días. Después varadero, limpiezas, preparación de superficies, retirada de velas, toldos y demás, para dejar el PRATI en la mejor condición posible hasta nuestro regreso.

Saludos a todos.

MH

en Port Louis (Mauricio)

Día 6 de noviembre de 2019. Justo un mes después de abandonar Lombok (Indonesia) estamos en Port Louis (Mauricio).

El día de ayer hicimos una media de 4,45 kts navegando siempre a “orejas de burro” con el Code0 y el foque. ! Que agradable aproaching! !que noche más descansada! Con el catamaran avanzando tranquilamente, sin los golpes de las olas entre los cascos.

Al amanecer están a la vista Serpent Island y Round Island y allá en la distancia quiere vislumbrarse la silueta de la isla principal.
Cuando nos situamos en el norte de Mauricio, entre esta isla y Flat Island, cambiamos el trimado. Arriamos las velas que han estado empujándonos hasta aquí e izamos mayor y génova para la última parte del aproaching.

Contactamos con las autoridades: Port Louis, Port control y nos seguimos acercando sin ningún problema y con tiempo para poner la gran bandera de España 🇪🇸 en nuestra popa y la bandera amarilla, preceptiva, en el pabellón de estribor.

El viento va adaptándose al contorno de la isla. Pasamos de tenerlo por la aleta de babor, al través, después por la amura, e incluso por proa y a cinco millas de la entrada, se acabó. Hasta aquí ha llegado. No tenemos queja, hemos hecho solo 30 horas a motor en esta travesía, podemos hacer 31 sin problemas.
Falsa alarma, en unos minutos comenzó a soplar de nuevo, esta vez por estribor, viento flojo de 8-9 kts. por el través y vuelta a navegar a vela⛵️.

Y así, a las 13 horas de Mauricio, estamos atracados en el muelle especial para esperar a las autoridades. Justo en el medio de la ciudad, con una terracita a 2 metros. Pero sin poder salir del barco hasta que se completen los trámites.

Estamos en la posición
Latitud.- 20° 09,592 S
Longitud.- 57° 30,035 E

Distancia recorrida desde Cocos Keeling.- 2.485 millas, en 413 horas.

Y ahora a atender a las autoridades y a rellenar un montón de papeles diciendo que esto y aquello, que no tenemos bichos 🦟 ni mascotas 🐕 . Que estamos haciendo turismo y que somos gente de orden. 😉

Por cierto, a pesar de que hoy es un día ajetreado y especial, no se me va a olvidar dar la enhorabuena a Laura, la sobri, que comienza su andadura profesional, de la que nos sentimos muy orgullosos y a la que deseamos lo mejor. 👍

MH

Hacia el W. En los 60° E

Se cumplieron los pronósticos y muy poco a poco el viento empezó a disminuir de intensidad y las olas, aún más lentamente, a suavizarse.

Con el viento en F-4-5 y de un E inamovible, tocó hacer cambio de trimado. Arriamos mayor y abrimos génova y parte del foque en orejas de burro . En el cambio de guardia de Carlos a Piet, hacen virada para continuar con el mismo trimado que nos da un rumbo a destino bastante bueno, aunque vamos despacio.

Prisa, lo que se dice prisa, no tenemos. En las últimas horas del día, con 5 kts de velocidad, nos estamos asegurando llegar por la mañana a Port Louis, puerto de entrada oficial y capital de Mauritius, o Mauricio como la llamamos nosotros.

Dicen las informaciones que es uno de los países más estables del Océano Índico. 1.250.000 habitantes que hablan inglés, como idioma oficial, además de francés y creole. Son mayoría los hindúes, seguidos de católicos y musulmanes.
Su principal cultivo es la caña y exportan azúcar. Piet, que ha estado aquí anteriormente, nos cuenta que hay un mercado de fruta y verdura espectacular y que los precios son muy baratos, sobre todo si se comparan con la vecina Reunión Oh la la! La France.

Desde que estamos navegando cerca de Mauricio, nos vamos encontrando con un buen número de barcos mercantes estamos en el pasillo entre Sudáfrica y el Estrecho de Malaca.

En este día, 4 de noviembre, San Carlos por cierto, hemos avanzado 153 millas. Estamos a 130 de la parte norte de Mauricio, donde hemos colocado el waypoint, junto a un faro que está al S de la Flat Island. Desde allí aún tenemos 20 millas más a la bocana de Port Louis.

Ya son 2.330 millas las que hemos recorrido desde Cocos Keeling y exactamente 3.500 Nm desde que salimos de Lombok. Sentimos que el Indian Ocean lo tenemos en el bote. ¡Estamos llegando! Somos trioceánicos vaya palabro.

A las 00 UTC del día 5 de noviembre, estamos en la posición Latitud.- 19° 55,14 S
Longitud.- 60° 00,94 E

Mañana espero escribir desde Mauricio

MH

Hacia el W. En los 62° E

Y siguió y siguió soplando y las olas haciéndose mayores cada vez. Empezamos a ver de nuevo esas paredes de agua inmensas que nos rodean y a veces nos vapulean directamente.

La mayoría de las olas vienen de la misma dirección del viento y las vemos subir en la popa, por encima del nivel del dinghy y a veces hasta la mitad del arco técnico. Estas no dan mayores problemas. Las verdaderamente incómodas son las que vienen cruzadas desde el S. Llega un tren de tres o cuatro olas, de vez en cuando y nos ponen a surfear, o se quedan bajo el cata haciéndole vibrar durante unos segundos que se hacen eternos.

El viento se estableció en los 25-30 kts, F-6-7 permanente y nosotros a correr. Las primeras horas el componente es ESE y después se fija en el E.

Antes de anochecer, ante el cariz que tomaba la situación y viendo lo estresado que trabajaba el autopilot, el capitán decidió tomar el 3° rizo. Llevábamos dos rizos desde la noche anterior.
Fue una buena idea. A partir de ahí, perdiendo un poco de velocidad, ganamos en confort y en seguridad.
El equilibrio a veces es difícil, porque si se pierde mucha velocidad las olas nos alcanzan por popa y empezamos a embarcar agua. En este caso no fue así. Funciona de maravilla nuestro nuevo génova, made in Whangarei. Estamos navegando a 7- 8 kts con 26 m2 de mayor y los 73 m2 del génova.

A las 11 de la noche, hora local, pasamos por el través de Rodriguez Island, a 11 millas, vemos algunas luces a lo lejos e incluso aparece un mensaje de Movistar, anunciando sus precios para llamadas en el extranjero.

Hemos puesto nuevo destino en Mauricio que tiene esta bandera tan coloreada. Al final del día 3 de noviembre, la distancia a Mauricio es de 273 Nm.

Hemos navegado 2.177 millas, hoy 189.

Nuestra posición es.-
Latitud.- 19° 44,40 S
Longitud.- 62° 35,59 E

Y esto es todo por hoy, no resulta muy cómodo escribir con tanto movimiento.
Mañana será otro día, en que si se cumplen los pronósticos, tendremos mejor situación y además como bien dice Luigi, el olor a tierra es cada vez más intenso y anima cantidad.

MH

Hacia el W. En los 65° E

Volvimos a tener un día con altibajos de viento, sobre todo en las horas centrales, pero sin necesitar usar el motor. A medida que transcurrió la tarde, la intensidad se fijó en F-4-5 y del SE. Como el mar está tranquilo tras estos días de calma, el cata va lanzado.

Que bueno es navegar con buen viento y mar plana. La pena es que nunca dura, así que hay que aprovechar estos contados momentos.

El pronóstico meteorológico nos anuncia un frente de viento y ya nos vamos preparando para recibirlo.

Entre unos vientos y otros, hemos hecho 148 Nm, que totalizan 1.988 desde Cocos Keeling.
Solo restan 137 millas a Rodriguez Island, de la que pensamos pasar de largo para dirigirnos directamente a Mauritius, o no.

La posición a las 00 UTC del día 3 de noviembre, es
Latitud.- 19° 21,86 S
Longitud.- 65° 52,00 E

Cuando estoy escribiendo, son las once de la mañana, hora local y el viento sigue subiendo, así como las olas. Vamos bien salseados.

MH