Publicaciones

marzo 2016
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Usuarios online

Comentarios

Suscripción RSS

Archivo de marzo 2016

Haremos turismo en Perú

Nos manda Toni un comentario de LTP, en que nos preguntan porque no hacemos escala en Perú, si es que no le vemos atractivos a este país.

Por supuesto que no es el caso. Pensamos visitar Perú por tierra una vez que él PRATI esté a buen recaudo en Bahía de Caráquez, Puerto Amistad, en Ecuador.

¿Por qué hacemos algo tan atravesado? Hemos coincidido en Valdivia con un navegante español, Alberto, que nos contó que el barco en el que l navega tuvo que pagar 1.800 $ para hacer los trámites de entrada al país. Esto vino a confirmar y actualizar los comentarios que habíamos oído a otros navegantes sobre las dificultades para la navegación de recreo en Perú.

Este país tiene una legislación totalmente obsoleta, no distingue un velero de un petrolero. Para entrar con tu velerito tienes que contratar a un agente, hacer pagos de dudosa catadura y envainártela.

Arica.-

Otra opción buena hubiera sido hacer Titicaca y Machu Pichu desde Arica, por su proximidad. Pero allí las marejadas por un lado y la indiferencia de la junta directiva del Club Náutico por otro,  nos impidieron dejar el cata con tranquilidad como habíamos hecho en Antofagasta.

El administrador del club nos ofreció su libro de visitas para que dejásemos nuestros comentarios. No nos pareció cortés quejarnos en su libro y declinamos la invitación, hemos preferido hacerlo en nuestro propio espacio Web.

Consideramos que el club de yates de Arica no se ocupa en absoluto de atender a los barcos visitantes. A nuestra popa había dos hermosas boyas ocupadas por unos botes mugrosos y semiabandonados que nos hubieran servido perfectamente para amarrarnos con seguridad y fuera de la bocana donde nos magreó la marejada. Se limitaron a decir que la “boya de cortesía” era esa y ya. Vaya cortesía, ofrecer el peor sitio posible al doble de precio de un lugar como Antofagasta, donde había excelentes profesionales y sabías que tu barco estaba en buenas manos. En este caso, lo de la “boya de cortesía”, es eso, una sola boya a la que hay que amarrarse por popa para evitar el borneo. Por proa hay que usar el ancla propia en un fondo de piedras. Lástima de lugar para despedirse de Chile, con lo agradable que es la ciudad.

Por estos motivos nos va a tocar hacer muchos más kilómetros para visitar Perú. Que le vamos a hacer, siempre hay que poner por delante la seguridad del barco.

Ya estamos navegando por aguas de Ecuador. Cruzamos la raya divisoria en plena noche y ni la vimos. Seguimos navegando cada vez con menos viento, 4 nudos, 2 de velocidad del barco, mar plana y sensaciones de haber llegado al Ecuador. Hace, hace calor.

Posición a las 12,00, hora local

Latitud.-    02° 56’44 S
Longitud.- 81° 41’13 W

Al fin suerte con el cacho de palangre

El domingo nos dormimos con Puerto Bayovar en la popa, habiendo borneado 180° respecto al punto en que echamos ancla por la tarde. Nos quedó la incógnita de si el fondeo quedaría seguro en esta nueva posición, así que pusimos despertador e hicimos dos levantadas nocturnas para comprobarlo. El fondeo resultó firme. Al levar ancla vimos que el tenedero era fango.

Amanecimos con la intranquilidad de ver que estaba nublado y con viento del este. Las condiciones siguen siendo malas para bucear. La visibilidad bajo el agua es bien escasa. Fue avanzando la mañana y a eso de las once el panorama cambió totalmente. De nuevo botella de aire comprimido a la espalda y en unos minutos, todo resuelto. El cabo estaba bien enrollado en las palas de la hélice y eso que no se había puesto en marcha ese motor desde que enganchamos el palangre, hace 10 días.

Aunque parece insignificante en la foto, si ese cabo se mete entre el ánodo y el eje girando, se funde y casi con certeza daña el retén de entrada de agua salada al saildrive. Esto significaría tener que sacar el barco del agua para cambiar ese minúsculo reten. Desde Buenos Aires hasta la posición actual solamente hemos encontrado un lugar para hacerlo, Valdivia. O sea que la avería pudo haber sido mayúscula.

Aprovechando el baño hubo limpieza de cascos que en las popas tenían una jartá de percebes. Una pareja de leones marinos, muy curiosos ellos, merodearon a nuestro alrededor todo el rato, no sabemos si querían comerse al capi o esperaban, como ocurrirá con las pesqueras, que se les echase algún pescadero. Las líneas de flotación habían quedado teñidas por un vertido de aguas sucias, por las que atravesamos el viernes, quizá de limpieza de sentinas de algún mercante,  que dejó unas cuantas millas hechas una pena.

A mediodía zarpamos con viento favorable y lo llevamos encima hasta el momento de escribir esta crónica, veinticuatro horas después. Siempre viento flojo de entre 8 y 12 Kts. que solamente con el génova nos llevan a rumbo.

La intensidad de pesqueras fue mucho menor de lo previsto, sobre todo después de haber visto la flota de Puerto Bayovar.

Por fin, tras mil y un intentos a lo largo de toda la Costa peruana, más de mil millas, una pesquera contestó a nuestras insistentes llamadas. Un bonitero faenando al oeste de nuestra ruta. Nos aclaró que las lanchas que vemos alrededor, todas de pesca artesanal, funcionan anárquicamente y nunca contestan a la radio. Solo la usan ellos, en caso de que se les eche encima de sus artes algún mercante o similar. Habló de que largan redes de cortina de una y dos millas, además de los consabidos palangres y en sondas bajas, arrastre de fondo.

Nosotros, al atardecer, vimos justo en la proa una línea de palangre con boyas blancas, de buen tamaño, que no pudimos evitar, yendo a vela y con buena arrancada. Cruzamos los dedos, mientras la lanchita, que no estaba muy lejos, nos montó un carrusel de luces para avisarnos. Un poco tarde. Por la popa vimos cómo se abría la corchada, aparentemente dividida en dos. Diez minutos más tarde, ya obscuro, no hubiéramos visto nada. Aparentemente no lo hemos enganchado.

Nuestra Posición  a las 12,00 hora local, a 233 Nm del destino, a rumbo directo, es:

Latitud.-    04° 18’64 S
Longitud.- 81° 42’98 W

libres……..

Mañana contamos. Todo bien. Navegando a full.

Posición a las 15 hora local:

Latitud.-    05° 33’18 S
Longitud.- 81° 07’36 W

image1

mierda de palangre

La lata que está dando este cabito verde de los cojones. Una travesía de lo más tranquilo, está condicionada por esta historia que nos está fastidiando un montón.

El viento aguantó un poco más de la previsto y nos llevó a vela hasta las 6 de la mañana. Ah arrancamos motor durante siete horas. A mediodía sacamos génova y poco después hubo que cambiar a foque porque el viento subió hasta F-6.

Hicimos un intento de fondeo en la bahía Nomura. Una autentica ratonera de la que tuvimos que salir atacando leches. Tiene señalizado en carta una gran extensión de cultivos marinos, queda un pequeño pasillo pegado a las rocas y al fondo, donde suponíamos que tendríamos abrigo, nanay, entraba el mar a saco. El segundo intento ha sido en la Ensenada de Sechura, inmenso abrigo de todos los vientos, excepto del norte, que por estas fechas no toca.

En la entrada, por estribor, hay un muelle comercial con descargadero de minerales o similar. A continuación unas canteras de algún mineral blanquecino. Luego un pequeño pueblo con una flota pesquera descomunal. Ahora entendemos la cantidad de barcos de pesca que nos rodearon e incomodaron cada noche.

Aves hay, puf, puf, más que pesqueras. Pelícanos a cientos, gaviotas, fregatas y todas las familias de aves marinas imaginables.

Bueno, al fondeo llegamos con poca luz, casi al atardecer. El agua es coloreada. Hay corriente. Él capi se cuelga la botella de aire comprimido, aletas, gafas y demás y al primer intento, rehusé. Acaba de pasar un león marino de gran tamaño a escasos metros. Apenas se ve bajo la línea de flotación. Él capi se agobia y decide dejarlo para mañana, esperando que las condiciones mejoren.

Duchita, cena a las 6 y media ya que comida hoy no tocó, minicrónica, un poco de relax, rodeados de las luces amarillas de los pueblitos que nos rodean y a dormir temprano.

Estamos en la Posición :

Latitud.-    05° 49’323 S
Longitud.- 81° 01’492 W

Sin novedad

Poco que reseñar. Seguimos con brisa mínima, ola de 2 a 3 metros, solo génova abierto, velocidad de 2 a 3 nudos. Probablemente esta noche motor, con el de babor y mañana recalada en la ensenada de Sechura para fondear y soltar los cabos que llevamos por ahí abajo.

Nuestra Posición a las 17,00 hora local:

Latitud.-     07° 25’27 S
Longitud.-  80° 50’52 W