Publicaciones

marzo 2013
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Usuarios online

Comentarios

Suscripción RSS

Archivo de marzo 2013

El PRATI en el Rio de la Plata

¡Que abajo hemos llegado! Comentábamos el otro día a la vista del mapa de Sudamérica.

Estamos deambulando por el mítico Rio de la Plata. Llamar a esto rio, es un despropósito. La anchura desde Punta del Este-Uruguay a la orilla de enfrente, Cabo San Antonio-Argentina, es la friolera de 225 kms. y ya bien dentrito, desde Montevideo a Punta Piedras, 100 kms.

Carlos quería comparar este río con el Rio Negro de Luarca. “Sin encuanto”, hemos considerado que podría ser motivo de conflicto diplomático, en la cena de hermandad de los antiguos alumnos del Colegio de Luarca, donde el capi “estudió” parte del bachiller, que se celebrará este próximo verano y a la cual está apuntado.

El aproaching a Colonia, de noche según programa, porque 95 millas no caben en navegación diurna y salir por delante del puerto de Montevideo en la obscuridad, tampoco nos hacía ilusión. Como nos habían comentado que la entrada a Colonia era bien diáfana, como la carta reza, optamos por dejar la noche para la llegada.

A 15 millas de Colonia, ya de noche, comenzó el festival de luces. Entre pecios señalizados, pipe-line submarina, canal de entrada de los ferris, islas al SW, canal de navegación hacia Buenos Aires, al menos 30 o 40 luces y flashes a nuestro alrededor, a esto hay que sumar otro montón de flashes y gálibos que se ven en tierra y que no se distinguen unos de otros. Además de algún que otro faro en las proximidades. Menos mal que la carta está bien clara y que cuando cruzamos por delante del Puerto Comercial, ya habían salido los últimos ferris destino a Buenos Aires, con una velocidad de 40 kts. Todo esto navegando a motor es más fácil de sortear.

Arribamos a la ensenada del puerto deportivo, con un viento, justo en ese momento, de 10-15 kts. Muchas boyas libres, seleccionamos una, nos comunicamos por enésima vez con la autoridad de Control Colonia, dimos parte de arribada a Alejandro de la Rueda Argentina, por VHF y a dormir.

De madrugada escuchamos el toc-toc de llamar a la puerta. No es que haya venido nadie de visita, es la boya de al lado que está golpeando el casco. Menos mal que es de plástico, aunque debajo tiene una hermosa cadena que, cuando el barco empuja la boya, puede dañar casco, hélices y pala de timón. El viento roló, quedó liberada esta boya, pero se acercó la siguiente. Aquí todas las boyas están corridas y excesivamente próximas, a menos de 12 metros. Vimos una en la parte más exterior, más distante de las demás y a por ella fuimos.

Nuestra Posición en Colonia del Sacramento, donde arribamos a las 22,15 hora local, es:

Latitud: 34º 28’024 S

Longitud 57º 51’168 W

Millas navegadas: 93

En Colonia daremos por terminado nuestro recorrido por la orilla uruguaya. Desde aquí, en un saltico, a Buenos Aires.

En Uruguay la gente nos ha resultado muy agradable, sin excepciones. Los trámites son un poco pesados pero los funcionarios que los llevan a cabo son amables e intentan ayudar en todo.

Hoy lunes, hemos recorrido en una hora, el casco histórico, estilo colonial portugués. Parece ser que este cachito que es el casco histórico, fortificado, era de los portugueses. Los españoles emplazados al exterior estaban todo el día a la greña. Que si esto es pami, que si esto es pati. Que sois unos piratas, vosotros unos abusones.

Esta parte de la ciudad es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es posible que este título haya sido concedido hace mucho tiempo. En la actualidad se trata de unas cuantas calles empedradas, con casas de la época, muchos coches aparcados y todo salpicado del rojo de los toldos y sillas de Coca-Cola. La verdad que un poco decepcionante.

 
 
 
 
 

Nos acercamos en el pantalán de madera a hacerle fotos al PRATI fondeado y oímos a una señora andaluza, decir: “el barco que más me gusta del puerto, es ese catamarán”. El capi se sintió como el padre que oye halagos de lo guapo que es su niño. Entablamos conversación, son dos matrimonios de Sevilla, Isabel – Antonio y Reyes – Paco, a los que invitamos a visitar el barco y con los que compartimos el almuerzo. Ya estamos invitados para la feria de Abril, aunque “difícilmente” sea la de este año.

 
 
 
 

Por la noche, el aspecto de la ciudad, mejora bastante. El turismeo global se ha largado para Buenos Aires en los ferris ultrarrápidos y hemos quedado solo unos pocos. Las luces tenues, amarillentas, dan una sensación tristona-romántica, bastante linda.

Cenamos en un bareto, amenizados por una banda country rock, con más componentes que clientes. Resultó muy bien, nos sorprendió y supimos que a última hora tuvieron que actuar dentro, con muy pocas mesas, porque iban a hacerlo en la terraza y la tormenta lo impidió.

El miércoles, por la mañana, rumbo a Buenos Aires.

Navegando por un mar de chocolate

Estamos haciendo Montevideo – Colonia, aguas arriba por el Rio de la Plata, navegamos por aguas achocolatadas y hoy muy calmas. El día es caluroso y un poco aturbonado, el sol aparece y desaparece en un cielo de nubes blanquecinas y dispersas. El viento ha hecho acto de presencia al principio de la travesía y al poco tiempo se ha vuelto a casa. Navegamos a motor.

Hemos dejado atrás Montevideo, ciudad que a pesar de haber estado en puerto casi una semana, apenas hemos tenido tiempo de disfrutar.

20130322 21'30 01 PRATI en Puerto del Buceo (2)
20130322 21'33 03 PRATI en Puerto del Buceo (1)
Fotos del Puerto del Buceo con el World Trade Center a su espalda

Las baterías llegaron bajo la lluvia al Yacht Club y quedaron en la calle hasta el día siguiente, en que un lanchero las transportó al PRATI. Como casi siempre ocurre en los barcos, el montaje dio más trabajo del previsto. Lo que en principio iba a ser un par de horas, se convirtieron en cinco o seis. Un total de 13 baterías, que en el palet de transporte figuraban por 540 kgs. fueron colocadas, una para cada motor, una para el generador y diez para servicios generales.

En mitad del montaje, apareció Nicolás, amigo de nuestro amigo Ernesto, de Guadalajara, que reside hace años aquí. Comimos juntos en un restaurantito especializado en pescados “a una cuadra del barco”. Charlamos bastante y nos soplamos dos botellitas de vino. El capi hizo excepción para agasajar a la compañía.

Por la noche visitamos el recién inaugurado Hotel Casino Carrasco, una belleza de lugar. Un edificio majestuoso, recién remodelado y unos interiores de lujo total. Como ocurre casi siempre al casino se va a perder dinero, si bien en esta ocasión, también pudimos disfrutar después de la cena de una actuación en vivo, de un trío uruguayo, interpretando tangos y milongas, que nos encantó.

20130321 23'43 04 actuación en el Casino Carrasco
                                                                                                                En el Casino

El viernes, papeleo. Toda la mañana para formalizar los trámites. En principio hay que ir a Hidrografía para liquidar la estadía en las boyas. Eso queda al lado. La funcionaria, que nos dio besos para saludarnos, emite la factura y nos manda a pagarla a un banco de un Shopping que dista 1 km. Los bancos en Uruguay abren al público a las 13 horas. A esperar. Entre tanto nos dimos cuenta de que en la factura no figuraba el nº de cuenta para el ingreso. La gente del banco fue muy amable e indagaron, llamando incluso por teléfono al Servicio Nacional de Hidrografía, para que no tuviéramos que volver y hacer otra vez una cola tremenda en el banco. De vuelta con el justificante, la funcionaria, toda preocupada, nos cuenta que salió con su moto corriendo detrás de nosotros para avisarnos, pero no nos vio.

Con este trámite cumplido, nos entregan un documento llamado “Libres de carga hasta tal día a tal hora” que es cuando tienes que salir del puerto. Se entrega en Prefectura y a punto de salir hay que llamarles por VHF para solicitar permiso de salida de puerto, que ellos conceden tras comprobar que todo está en orden. Preguntan unas cuantas cosas sobre el barco, la tripu, el destino, la ETA y te dicen que sigas llamando en el través de cada control de puerto. Es algo que nos ha llamado la atención desde que llegamos a La Paloma, el excesivo intervencionismo de las autoridades. Alegan que es para la seguridad del navegante. La VHF no está nunca en silencio.

Por la noche fuimos a un lugar llamado “El mercado de la abundancia” nos lo habían recomendado en la oficina de turismo, como lugar típico para ver tangos y milongas bailados por gente local. Un fiasco. Se trata de un antiguo mercado en el que hay cuatro o cinco restaurante, para turistas, amén de una salita cerrada, con una especie de academia de baile. Esta noche tocó espectáculo brasileiro que como máximo llegaba a categoría de 3ª regional.

20130322 21'13 05 Mercado de la Abundancia
                    Mercado de la Abundancia

Sábado, autobús turístico que nos dio un periplo por todo Montevideo. La zona antigua, la ciudad más moderna con su World Trade Center, unos parques impresionantes y la zona de playa de Pocitos. Avenidas kilométricas de una ciudad muy grande, con una orografía muy llana y edificios, como comentábamos el último día, de mucho empaque, sobre todo los de los bancos, ¿Por qué será?

20130323 21'38 12 Banco de la Republica Oriental del Uruguay
                                        
                            Fotos del Banco Republica y del BBVA

Volvimos a comer en el Mercado del Puerto, que al ser sábado estaba abarrotado. ¡Que parrillas gigantescas! chorreando grasa sobre las brasas incandescentes, aromatizando el ambiente con olor a humo a madera y a churrasco. Recomendable el lugar.

                                                                                            Fotos en el Mercado del Puerto

Por la tarde, la ciudad cierra. El comercio está cerrado el sábado por la tarde y las calles más vacías. Paseamos por el Centro e hicimos un montón de fotos para ilustrar y recordar la visita.

                                                                                                                  Otras fotos de Montevideo

Montevideo, capital del Uruguay, ¡¡¡que guay!!!

Nuestro atraque en el puerto de Piriapolis

Este mejillón vivía al lado de la hélice de babor, de vacaciones hace 1.000 Nm.

Últimas fotos de Piria

18 de marzo, pequeña travesía Piriapolis – Montevideo (Puerto de Buceo, donde está el Yacht Club Uruguayo).

Al alba, como Trillo en Perejil, largamos amarras en Piriápolis, donde hemos disfrutado días tranquilos y agradables, para arrumbar al 270º a Montevideo. Llevamos tripulante de excepción: el amigo Álvaro del barco IMPOSIBLE, al que hemos conocido estos días en Piria. Ha vivido los últimos 30 años en el Mediterráneo español. Nos acompaña a Montevideo, donde tiene a su familia y deja su barco amarrado en Piriapolis. Qué bueno llevar un tripulante al que no hay que decir dónde o como se amarra un cabo.

Tripulando el cata a dos                                                                

En el meteo viento casi cero. En la realidad a un par de horas de la salida, entraron entre 6 y 10 kts., largamos Génova y míster VOLVO al baúl. Travesía soleada, tranquila y a buen ritmo.

A las 3 de la tarde estábamos amarrando en Buceo. Cuatro boyas, dos por proa y dos por popa, dejan al PRATI planchado y con el culo tocando fango. La sonda es menos de 1,40 m. ¡Que bonito yacht club y que poco agua para los barcos! Solamente en las boyas del centro donde hay un poco más de profundidad, pueden entrar veleros de hasta 45”, a cambio tienen un resguardo bien escaso.

Estamos rodeados de los PILOTS y de pequeñas lanchas de pesca. Hemos tenido que cerrar las tomas de agua salada de los WC’s, porque entraba cieno, en lugar de agua y las válvulas se obturaron.

Nuestra Posición es:

Latitud: 34º 54’549 S

Longitud: 56º 07’736 W

Millas navegadas: 44

En nuestro primer paseo por Montevideo, visitamos en el bar La Toja, a Pepe, por encomienda de los Celebrationes, Paula y Pablo, es su primo que regenta ese bar, que nosotros habíamos supuesto de marisco, y resulta que está especializado en whiskies. Como achica el personal. Pepe, no da abasto a rellenar los vasos de sus parroquianos.

                                          Con Pepe en el Bar La Toja

Hicimos una primera incursión a la Ciudad Vieja, comimos un buen asado en El Palenque, una de las muchas parrillas ubicada en el Mercado del Puerto. Hace tiempo que dejó de ser un mercado de frutas y verduras para convertirse en un conjunto de restaurantes de mucho éxito.

En la mesa de al lado, escuchamos hablar en asturiano, Javier, de Pravia, con su chica Karla, mejicana. Buena tertulia para terminar una buena comida.

De vuelta al Yacht Club, nos esperan Álvaro y un “fósforo” de nuestras crónicas, Eduardo Vigorito. Y seguimos charlando y charlando.

Continuamos esperando por las baterías. Con suerte, nos las entregarán esta tarde. Mientras tanto, llueve y llueve y llueve y mucho viento. Mañana el meteo será parecido y quizás el viernes podamos retomar las visitas turísticas. En la pequeña visita que hicimos ayer, se ven bonitos edificios, estilo eclecticismo – historicista, art decó, neoclasicismo italiano y español, así como plazas y paseos que queremos visitar con detalle en cuanto el tiempo nos dé un respiro.

Desde Piriapolis

Nuestra estancia en Punta del Este pasó un poco sin pena ni gloria. La ciudad está fuera de temporada, poca gente por las calles, los establecimientos semi vacios y apenas cosas de interés.

20130311 22'39 01 Punta del Este

Punta del Este                                      

20130311 18'38 02 PRATI en Punta del Este (1)

                             PRATI en Punta del Este

A resaltar el mirador en un piso 22, llamado “La Vista” en rotación 360º que va dando toda la panorámica de la península de Punta del Este y Maldonado. Bonita puesta del sol desde las alturas.

20130309 19'59 03 Vistas desde piso 22

La vista desde el piso 22º (en el pantalán largo el último de la derecha, El PRATI)

Paseos largos por las playas, Brava y Mansa, Brava la que da al Atlántico y Mansa la que da al Rio de la Plata. Casualmente las aguas del estuario están muy turbias, marrones, incluso rojizas. Lo habitual es que sean claras.

20130311 16'36 04 La mano en Punta del Este (3)

Escultura “la mano” en Playa Brava                

En el interior del muelle observamos una escena bien curiosa. Un perro desde arriba del dique le ladra a un lobo marino que asoma la cabeza fuera del agua y le hace frente. El perro ladra y el lobo lanza bocados al aire. Ni el perro piensa bajar, ni el lobo marino subir. Todos los mirones lo pasamos divertido con el espectáculo que dan. Es frecuente ver los leones marinos dentro del puerto, con la cabeza fuera del agua, solicitando los desechos de las pescaderías que abundan en el dique. La población de lobos marinos, dicen que ronda los 500.000 ejemplares. Bien cerca hay un asentamiento en la Isla de Lobos, que dejamos por babor la noche de nuestra llegada.

20130308 00'09 05 Puesta de sol (2)

                                      Puesta de sol

El atraque no resultó cómodo y para compensar, caro. Así que, hasta luego Lucas. El martes por la mañana soltamos amarras y tras una travesía corta, 19 millas, mitad a motor, mitad a vela, llegamos a Piriapolis.

Atracamos al costado del travelift. El puerto es pequeño y está lleno. Tiene una parte deportiva y una pequeña zona para lanchas pesqueras. Lo más importante es su varadero, altamente especializado en reparaciones. Esta noticia la traíamos ya desde Salvador de Bahía, si bien nosotros tampoco podemos sacar el barco aquí. La manga del travelift es de 7,20 m.

El entorno del puerto es acogedor y agradable. Esta mañana hemos subido en telesilla al Cerro de San Antonio, desde el que hay una buena panorámica. Justo debajo el Puerto Deportivo, a la derecha la bahía, la playa y la ciudad de Piriapolis, en cuyo centro se ubica el Hotel Argentino, balneario clásico de altos vuelos, inaugurado en 1.930. En aquella época dicen las crónicas que era el mejor hotel de Sudamérica y debió serlo por lo que aún se puede apreciar.

20130313 16'57 06 El PRATI en Piriapolis

PRATI en Piriapolis                                    

20130313 16'59 06 b PRATI en Piriapolis
20130313 17'00 07 Piriapolis

 Piriapolis

Toda la ciudad es una creación de un caballero llamado Francisco Piria, gran visionario, emprendedor, empresario de alto nivel, promotor inmobiliario, que empezando de la nada, creó un imperio. Agudo pensador, acertó de pleno al imaginar la importancia moderna de la industria turística. Hablamos de principios del siglo pasado.

20130313 18'11 08 Hotel Argentino vidriera 

                                 Hotel Argentino vidriera

20130313 18'09 09 Hall del Argentino

Hall del Argentino                                      

20130312 19'01 10 Puesta de sol desde Hotel Argentino

                     Puesta de sol desde el hotel Argentino

Faltaban muchos años aún para los primeros viajes al espacio, cuando un tal Wimpi, desde el diario El Plata, sentenciaba: cuando el hombre llegue a la luna se va a encontrar con un letrero de: “Piria Vende”.

Hoy en día se conservan aún edificios de la época que dan un aire trasnochado, a la vez que encantador, al lugar.

20130313 19'20 11 con un asturiano de Turón

Con un asturiano, de Turón y su señora

La previsión meteorológica da mal tiempo, bajada de temperaturas, cielos nubosos y algunas lluvias. Aprovecharemos en Piriapolis para hacer limpieza de fondos, el barco va muy pesado por el verdín y cambiar ánodos de las hélices. Esta vez que lo haga un profesional, el agua está a 18º. También cargaremos combustible y seguiremos en unos días para Montevideo.

Nuestra Posición, pegaditos al travelift, es:

Latitud: 34º 52’518 S

Longitud: 55º 16’ 828 W

Arribada nocturna

Como no. Como siempre ha tocado llegar a puerto bien de noche. La previsión era llegar con viento y al menos llegamos con calma, lo que siempre facilita tomar boya.

Largo aproaching con todo el lucerío de Punta del Este por estribor. Mucho lucerio. Al fondo cardinal Sur y a continuación la Roja para dejar por estribor (sistema americano) larga escollera de puerto y fondeadero con boyas. En una primera visual y aturdidos por el cansancio de la noche y la fuerte iluminación de los edificios, no vemos boya libre. Pensamos en largar ancla y aparece una boya entre tres barcos. Son muchos los barcos que hay en boya. Difícil tomar boya por popa, pues nos acercamos demasiado al de delante, apenas 5 metros. Hacemos la maniobra sin ningún problema. La grumete toma la boya a la primera y a dormir. Son las 00,30 hora local del viernes 8 de marzo.

Por la mañana, desembarco en el dinghy para papelear y disfrutar del entorno. Lo de papelear que nos habían dicho que era fácil, si pero. La ventaja es que todo está próximo. Nos costó toda la mañana y parte de la tarde, entrar oficialmente en Uruguay. Eso sí, en todas las oficinas nos dijeron que no nos preocupáramos. Que aquí no hay prisa. Que si no entras hoy, entrarás mañana, que nadie te va a decir nada. Así y todo, perseveramos en dejar todo resuelto el primer día.

El lugar es bonito, un enclave de veraneo, un poco fuera de temporada. Las vistas, en un día soleado, propias de lugar turístico. Desde un paseo que rodea la península, pudimos observar nuestro recorrido de la noche anterior.

La temperatura por la noche no es para quedarse al exterior. Cenamos en un restaurante junto al agua, pero dentro. Es nuestra costa mediterránea en septiembre.

Sábado por la mañana, nos visitan de Hidrografía, que es el estamento que controla los atraques, para decirnos que tenemos que cambiar de ubicación. Se esperan vientos fuertes y nuestro barco es muy grande para la posición y el muerto que tenemos. Nos hemos tenido que cambiar a un pantalán de yates grandes que nos queda “un poco demasiado alto”. Hemos tenido suerte de que el hombre que vino a avisar, nos echó una mano con los cabos y las boyas. Aquí no hay servicio de marinería, este es un puerto caro, considerado muy “chicky” y sin embargo, sin marineros. Cada uno que traiga los suyos. La pasarela queda en un plano inclinado, próximo a la vertical y para salir habrá que hacer circo.

Nuestra Posición en Punta del Este
Latitud: 34º 57’638 S
Longitud: 54º 57’077 W
Distancia recorrida desde Rio Grande do Sul: 252 Nm.