Publicaciones

diciembre 2010
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Usuarios online

Comentarios

Suscripción RSS

Archivo de diciembre 2010

FELIZ AÑO 2011

Copia de 20101231 feliz año

Desde Grenada

Decíamos ayer, ¡¡¡¡¡Nos vamos a navegar!!!!! Hoy decimos: Vaya navegada que nos hemos dado……….. Y encima para inaugurar la temporada…………

Según lo previsto, antes de amanecer, exactamente a la 6 menos cuarto, hora local, ya cruzábamos la Bahía de Chaguaramas camino al Estrecho de Monos. La marea que lleva un par de horas subiendo, crea una corriente en contra a la que vencemos con nuestros motores sin mayor problema. Funcionan, funcionan.

En la zona del Estrecho de Monos, las olas están cruzadas y el mar muy revuelto, con lo que esperamos a alejarnos un poco para izar velas. Le explicamos a Rafa, lo que en alguna ocasión ya le habíamos comentado, de la existencia de La Aceitera en Trafalgar y lo que ello significa: mar en continua ebullición que recuerda el aceite de una sartén y que se debe a la fuerza que lleva el océano, que viene de grandes profundidades y que de pronto se encuentra con unos bajos de entre 10 y 5 metros, lo que obliga al agua a rebotar con virulencia hacia la superficie. Eso es La Aceitera de Trafalgar.

Pues aquí ocurre algo similar, aunque esta vez motivado por la desembocadura del gran río Orinoco, que con sus aportaciones masivas de agua lucha contra la marea entrante y provoca también este desaguisado.

Tras ocho o diez millas ¡Que alegría, velas al aire y sin romper nada! Como las condiciones no son muy buenas y nosotros estamos un poco oxidados, izamos mayor
con un rizo tomado y el foque. Confiamos en que a lo largo de la jornada mejoren las cosas y podamos sacar génova.

El sol luce, mejor dicho, casca en todo lo alto y allí no mejora nada. En algún momento parece que se estabiliza la situación y rápidamente sacamos el génova. Los continuos chubascos, que disparan momentáneamente la intensidad del viento y lo agitado del mar, aconsejan recogerlo cada vez. Con el foque nos arreglamos. El sol dura poco y el resto del día es gris, nubes, nubarrones y más nubes.

El viento pasa de ENE a NE y de fuerza 3 a 5 y tenemos que hacer bordos para navegar hacia el N, nuestro destino. Conclusión: para cubrir las 80 millas que separan Chaguaramas del sur de Grenada, hacemos 130 millas, incluso con la condición de que las tres últimas horas las hacemos a motor a rumbo directo y empleamos 24 horas en el recorrido.

El mar nos zarandea continuamente y las olas lo duchan todo. Dentro del cata vamos
como en una coctelera, agitados de narices. La FIRST MATE, como cada comienzo de
navegación, tirada por los sofás. El tripulante, aún sin galones, maltrecho en el exterior del que no quiere entrar para nada. El único que se mantiene inmune al mareo y al desaliento, nuestro valiente capitán, que Dios guarde. El está en todas partes, vigila las velas, controla los cabos, inspecciona las sentinas, hace guardia en el ploter y el radar, cuida de los pachuchos, despliega una actividad para la que se ha estado preparando en todos estos meses, agota solo mirarle. ¡Que suerte tenerle al mando!.

A las cinco de la madrugada, noche cerrada por supuesto, todos ocupamos nuestros lugares para otear el agua camino del fondeo en Prickly Bay, al sur de Grenada. Sorteamos alguna boya sin luz, no de gran tamaño, conseguimos situar a los veleros
que están fondeados ante nosotros sin ninguna luz de posición y echamos el ancla encantados de la vida. Ponemos un poco de orden, no mucho, todo hay que decirlo, desayunamos y a la cama.

Ahora, cuando la tripulación despierte, buscaremos otro fondeo un poco más abrigado, nos hemos quedado en la puritita entrada por aquello de no meternos en problemas y no es el mejor sitio posible. También haremos una novena, en este momento tendrá que ser a San Silvestre, para que llueva como aquí acostumbra y nos quite la sal que lo reboza todo y hace los portillos opacos. Tomaremos un buen baño y volveremos a las ocupaciones rutinarias, de las que iremos dando cuenta si el tema lo merece.

Estamos ubicados en Prickly Bay
Posición
Latitud: 11º 59’57 N
Longitud: 61º 45’77 E
Hemos navegado con Rumbos: 130º a 350º a vela y 60º a motor
Temperaturas del aire entre 25º y 32º
Temperatura del agua: 27-28º
Millas navegadas en las últimas 24 h: 130 Nm

La dedicatoria de este primer día de dura navegación, es para nuestro amigo Pablo, para infundirle ánimos y trasmitirle nuestro cariño.

¡¡¡¡¡¡ Nos vamos a navegar !!!!!!

Así como suena. Los famosos repuestos para los turbos de los motores llegaron a mediodía de hoy, día 28 de diciembre. Por la tarde el mecánico los instaló. Todo parece estar bien.

Mañana, al amanecer, aunque la situación meteorológica no es la idónea, zarparemos de Trinidad con rumbo a Grenada. Vamos a ir de ceñida unas 85 millas, con vientos de 20 kts. A cambio, el fondeadero en Prickly Bay, al sur de Grenada, es muy abrigado y un buen tenedero.

Estamos haciendo el zafarrancho general que precede a una navegación después de tanto tiempo en seco. Hemos instalado las líneas de vida, sujetado convenientemente el dinghy, probados todos los instrumentos, retirado el árbol de Navidad y Papá Noel, preparado comida para el día de mañana, etc. etc. Y además estamos un poco nerviosos y excitados.

A partir de aquí, esperamos que estas crónicas vuelvan a ser lo que eran, relatos de viajes, de experiencias, de encuentros con otros navegantes, en fin, un libro de Bitácora a nuestra manera y que sigáis ahí al otro lado.

Seguiremos informando desde el PRATI.

Desde Trinidad, ¡¡¡¡¡¡¡¡¡ F E L I Z N A V I D A D !!!!!!!!!

Pues eso, que seguiremos en Chaguaramas, Trinidad, para estas entrañables fiestas. Nuestro deseo era pasarlas en un fondeo de aguas claras, bañándonos al fin y disfrutando de la temperatura ambiente, en lugar de sufrirla, mais, infelizmente………. las piezas de repuesto para los turbos de los motores no han llegado. El miércoles nos dijeron que el problema estaba en el aeropuerto de Londres, cerrado por la nieve, hoy ya no nos han dicho nada, solo que hasta el lunes no hay posibilidad de que lleguen. El lunes ya veremos.

Como se decía en mi casa (Olivia) “hambre que espera hartura, no es hambre pura” con que unos días arriba o abajo no nos van a cambiar las ilusiones.

Deseamos a todos Felices Fiestas, que comáis mucho turrón, que no paséis mucho frío y que disfrutéis de todo lo que la vida ofrece cada día.

Esta vez, mandamos un saludo muy especial a la familia de Rafa, sobre todo a su madre que le echará de menos en estos días. Los nuestros ya están acostumbrados a estas deserciones navideñas.

Hemos puesto el árbol que nos acompaña desde el primer cruce Atlántico y a Papá Noel que está oscilando colgado del techo y ahora mismo no pierde detalle de lo que hacen Carlos y Rafa, revisando un winche.

Feliz Navidad para todos.

PD. Toni, nuestro corresponsal, está pasando las Navidades en Madrid con su familia. Si hay suerte, colgará esta crónica. También para ellos nuestros mejores deseos.

Hasta el final, nadie es dichoso

El martes por la mañana, con todas nuestras cosas, aparecimos en el varadero para instalarnos definitivamente en el PRATI.

No las teníamos todas con nosotros porque el lunes a media mañana se había presentado el mecánico para llevarse los bloques de las dos hélices y poner los retenes en el taller, por un malentendido y mucha suficiencia, llamó estúpido al capitán. Hasta ahí podíamos llegar. ¡Fuera del barco! ¡Tú más! ¡Tu madre!, en fin, para que contarlo y además todo en inglés. Resultado, el mecánico se fue dejando los dichosos buges en el barco. Buscaron otro mecánico que vino el miércoles casi de noche. Montó las hélices y nos pusimos muy contentos.

Cuando subió a los motores para poner la valvulina a los sail drive, preguntó cuanto tiempo llevaba el barco parado. Siete meses. Puso cara de problemas…….. los había. Los turbos que llevan los motores están bloqueados o algo parecido, hay que desmontarlos y repararlos. Con la mayor urgencia posible no estarán listos hasta el jueves por la noche o el viernes por la mañana. Hay que recordar, que el astillero cierra el viernes para Navidad y no abre hasta el día 10 de enero. Aunque Philippe, el propietario, ha ofrecido sacarnos en cualquier momento, aún en vacaciones, lo del robo le ha suavizado cantidad, no queremos seguir aquí, en medio de la nada, solo quedamos cinco barcos en todo el prao.

Jueves por la mañana, aparece el mecánico con un nuevo problema. La corrosión ha atacado una pieza de fundición y la otra está muy debilitada. Tenemos que pedir estos repuestos, tardarán unos seis días. No obstante, con los viejos podemos echar el barco al agua y llegar a Chaguaramas, aunque con menos potencia, los motores funcionan aún sin los turbocompresores.

Ahora estamos esperando que se presente para instalar las piezas deterioradas, quedó en venir de dos a tres y ya son las 4 y media…….

CIMG2290
CIMG2294
CIMG2297

Aparece por fin, nuevas historietas, un poco más de money, lo de siempre en estos casos. Pero instala los dos turbos, limpios y un poco maquillados con su flamante pintura, que nos alegran la velada. Ahora, después de probar todo, vemos más claro que mañana saldremos al agua. Para ir creando ambiente estamos sobre el remolque desde mediodía, ya han retirado los soportes de madera y han dado antifouling en las zonas que antes no estaban al descubierto. El barco se mueve un poco y vamos teniendo sensaciones ya olvidadas.

Solo falta retirar el equipo de aire acondicionado, limpiar un poco esa zona, teñida por la madera húmeda durante tanto tiempo y arranchar a son de mar.

20101216 12'01 CIMG2325
20101216 12'06 CIMG2336

Mañana del día 17, bien temprano, a las seis y media, dos tercios de la tripulación ya están en pie y manos a la obra. Un poco más tarde desayunamos, ordenamos todo y poco a poco nos empiezan a acercar a la puerta de salida. Ponemos las banderas de los días de fiesta y esperamos.

20101217 10'06 CIMG2351

Pocos minutos después llega la policía para cortar el tráfico y cruzamos la carretera, oliendo a mar. La primera idea era que debíamos esperar cerca del agua a la pleamar, pero hubo cambio de planes y nos mandaron a flote a toda velocidad y sin esperar más. ¿Querrían librarse de nosotros de una vez? ¿Tendrían tantas ganas de perdernos de vista como nosotros a ellos? Maybe.

20101217 10'20 CIMG2375
20101217 10'21 CIMG2379

Motores OK, flotamos sin vías de agua y despacio, sin tentar a la suerte, nos dirigimos a Chaguaramas escoltados por una patrullera que nos vigila para que no permanezcamos en las inmediaciones de Aikane, ya que es zona militar y además hoy hay fiesta. Vemos desfilar un montón de marineritos, vestidos de blanco inmaculado, tras una banda de steel pal, que entona villancicos bajo un sol abrasador.

20101217 11'21 CIMG2412
20101217 14'32 CIMG2415

Ya estamos amarrados a una boya, enfrente del Sails bar y en medio de toda la movida.

20101217 14'34 CIMG2430
20101217 14'34 CIMG2431

El miércoles, nos han dicho que llegan las nuevas piezas para los turbos y una vez instaladas nada nos retiene en Trinidad.