Publicaciones

marzo 2011
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Usuarios online

Suscripción RSS

Archivo de marzo 2011

St. Barth

Cuando despertamos en Anse du Governeur, Carlos quedó pasmado al verle la panza a nuestro vecino, una preciosidad de barco con bandera Noruega y sus buenos cincuenta y tantos metros de eslora. Tenia escrito bajo la línea de flotación “See you later”, para cuando va escorado, dándote una pasada, mostrar su buena educación. Después aparecieron tres elegantes y jóvenes caballeros, con albornoces de un blanco inmaculado, que se quitaron tranquilamente para darse un baño a culo descubierto.

20110326 14'13 See you later
Decidimos cambiar de fondeo para ir procurándonos sitio en Gustavia. Que hervidero de barcos de todas las esloras, pero sobre todo, que cantidad de barcos por encima de los 30 m., cuanto dinero flotando.
El fondeo no puede decirse que sea cómodo, la bahía es muy abierta, estamos bien salseados, con un viento del SE que entra a saco, además de los montones de dinghys que pasan a toda pastilla. Tenemos a cambio una entrada de palco para ver el espectáculo. Que maravilla cuando empiezan a evolucionar todos estos preciosos barcos con velas de todos los estilos y tamaños.
20110326 14'44 05 Fondeo de Gustavia
20110326 08'45 04 Fondeo de Gustavia (1)
De la regata del sábado, apenas nos enteramos, mientras hacíamos el papeleo de entrada oficial en la isla. La del domingo tuvo la salida delante de nuestras narices y la meta también. Se trató de una regata en modalidad, vuelta a la isla. Los barcos fueron saliendo, creemos, en relación inversa a su categoría y rating. Hay tres grupos, GRAND DAMES, ELEGANTES Y GAZELLES. En el grupo de GRAND DAMES hay barcos como el MALTESE FALCON o el que tenemos por vecino, llamado TWIZZLE de 55 m. de eslora. En total regatean 41 barcos.
20110328 00'25 10 Atardecer tras el vecino TWIZZLE
20110329 15'02 12 el vecino leva anclas
20110326 21'15 08 regata y regatilla
20110327 20'10 09 Mas regata (1)
20110327 19'51 09 Mas regata (2)
La salida fue escalonada, lenta y un poco pesada, pero la llegada de impresión. Todos en un pañuelo. Hubo buen viento y recorridos más largos y más cortos que les unieron a todos en la meta, además de otros muchos veleros de acompañamiento y un montón de vela ligera a modo de exhibición. En este caso las fotos dicen más que nuestras palabras.
20110327 17'48 07 Regata, el barco del spi negro tiene unos 40 pies
20110327 17'50 06 Regata Bucket 2011 (3)
20110327 17'52 06 Regata Bucket 2011 (4)
20110326 21'06 06 Regata Bucket 2011 (5)
20110326 21'16 06 Regata Bucket 2011 (6)
20110327 17'34 06 Regata Bucket 2011 (7)
20110327 17'50 06 Regata Bucket 2011 (8)
20110327 17'33 03 Puerto de Gustavia
20110327 17'34 04 Puerto de Gustavia (1)
20110329 01'23 11 Atardecer
Hemos incluido unas fotos de la revista Harbour Magazine que ilustran con mayor claridad “el lujerio y la guapura” del puerto de Gustavia, día y noche.
20110329 21'28 01 Puerto de Gustavia noche
20110329 21'29 02 Puerto de Gustavia día
… y estas otras de Panoramio en Google Earth
image
image

image

Al anochecer fiestas con grandes despliegues de poderío económico en los barcos del puerto y gran animación entre las tripulaciones en la calle. Entregas de trofeos, disfraces, bromas, música, baile y muchas copas. Los dinghys hasta cuarta y quinta fila.
Finalizada la regata, el lunes, a rey muerto, rey puesto. Grandes yates a motor, de mayor envergadura, ocupan los huecos que van dejando los veleros.
La verdad es que Gustavia es un puertecito con un encanto extraordinario. Efectivamente parece salido de un cuento, como su nombre sugiere. Tiene tiendas glamourosas, restaurantes súper chics y locales de copas bien pegaditos al agua. Ambiente hasta altas horas y estilo francés en el mejor de los sentidos.
Nuestra posición en la bahía de Gustavia, en la que pagamos 23 € por día, fondeados. El ancla la hemos traído nosotros.

Latitud.- 17º 53’901 N
Longitud.- 62º 51’418 W

Mañana, 30 de marzo, saldremos hacia St. Martin.

De Antigua a Barbuda y a St. Barth.

Ayer, día 22 de marzo, como último acto en Falmouth Harbour, fuimos a visitar el FORTUNA, barco español de 25 m. que en su día participó en la vuelta al mundo, de la que se retiró tras romper el palo. Su actual propietario lo agrandó, añadiéndole 3 metros a la eslora, partiendo el barco por la mitad, también subió franco bordo para hacerlo habitable y ahora lo chartean en verano en el Mediterráneo y en invierno en el Caribe. Arancha y Antonio nos agasajaron con buenos vinos y excelente tertulia.

Siguiendo sus consejos, hoy estamos en Green Island, bahía a barlovento de Antigua que tiene una fisonomía similar a la de Tobago Cays. Este ancorage es mucho más tranquilo y bucólico. Lindo lugar, afortunadamente parece que poco conocido por la escasa concurrencia. Debemos tener en cuenta que estamos a barlovento y que normalmente los veleros solemos navegar por sotavento.
20110323 19'05 Green Island
20110323 20'22 Green Island (1)
20110323 21'18 Green Island (2)
El tenedero es de arena blanca, fina, poco profundo y el mar con una paleta de verdes de postal caribeña, sol radiante y pequeños cúmulos dispersos que la cámara fotográfica agradece. Por la proa arrecifes, olas que baten, ligera brisa, horizonte y todo el Atlántico. Por la popa un puñado de veleritos, algún que otro hotel de planta baja y cuatro bañista en la playa que nos hemos adjudicado por próxima.
20110323 18'40 Green Island (4)
20110323 18'42 Green Island (5)
20110324 00'17 Green Island (3)
Posición en Green Island
Latitud.- 17º 04’478
Longitud.- 61º 40’287
Nada más fondear, al agua. No hay quien se resista a un entorno semejante. Por el fondo hemos visto y perseguido a un manta raya que cuando se cansó de ver al capi merodeando arriba en superficie, dio unos aletazos y se quedó camuflada en la arena. Fue preciso bajar a animarla para que volviera a aparecer.

Placido día, excursión en dinghy para otear la costa y el vecindario y relax en la bañera. Después charleta en la Rueda Argentina, sobre lo divino y lo humano, como cada vez que no hay gente navegando y se convierte únicamente en tertulia de amigos.

Día 24 de marzo, madrugón. A las 6 a.m. el capi salta de la cama, la tripulación le sigue, ponemos todo en marcha y a salir de nuestro refugio. La salida se hace por diferente canal que la entrada, para no retroceder, ya que seguimos hacia el N y hay un canal que sale en esa dirección. Pasamos un poco de acongoje, en un momento determinado, solo había 0,6 m en la indicación de la sonda (con el resguardo que le hemos dejado, significa 1 m) y además como entraban las olas con ganas, el cata pegaba unos bandazos que temíamos tocar fondo con alguna deriva. Cuando nos vemos libres de bajos, a izar. El viento es perfecto, dominante de 12 kts., través rabioso. El cata navega 29 Nm. en 3,5 horas, veníamos haciendo una media de 9 kts. y con esta lenta salida y la arribada a Barbuda, también entre arrecifes, hemos hecho una media total de 8,3 kts. y a las 10 de la mañana, estamos en el fondeo, listos para desayunar.
Todo el recorrido está salpicado por continuos bajos, entre 15 y 25 m., que unen Antigua con Barbuda, bajo el mar. La travesía ha sido bastante movida, con olas por el través que vienen con fuerza del E y al chocar en los bajos aparece el efecto hervidero. Por el costado de estribor han entrado rociones, alguno con muy mala leche, que nos han puesto las gafas pingando.
20110325 12'18 amanecer en Spanish Point
Posición en Spanich Point (Barbuda)
Latitud.- 17º 32’672 N
Longitud.- 61º 44’306 W
Fondeo a 3 m. tenedero arena blanquísima, cadena 24 m y proa al arrecife de coral que dista unos 200 m.

Ahora el desayuno, todavía nos quedaba un mango de los que nos regalaron en St. Pierre y hemos hecho el desayuno a lo grande, como en hotel de lujo: fruta, fiambre, pan recién tostado, cafetito, etc. Que bien sienta después de navegar.

Otro día de relax, paseos hasta la playa y al arrecife, baños en agua traslúcida y nada más.

Día 25, madrugamos y empezamos la difícil tarea de salir del fondeadero entre tanto arrecife de coral. Durante media hora, sorteamos los posibles problemas y salimos a aguas libres, que no profundas, para navegar hacia St. Barth.

La navegación se presenta complicada para ir a vela, sopla un viento escaso, F-3 y del SSE y SE, con lo que entrando el viento casi por la popa y con tan poca intensidad, el navegar es bastante difícil. Después de un par de horas, decidimos probar con el asimétrico que duerme tranquilo en su tambucho. Lo aparejamos, conseguimos que trabaje un poco y durante todo el día hacemos un paseo para abuelitas, nos deslizamos felices sobre un mar tranquilo como una laguna, nuestra velocidad oscila de 5 a 6 kts, mientras los vientos lo hacen de 6 a 9. ¡Que maravilla de día!

20110325 15'43 asimétrico 20110325 19'12 asimétrico (1)
El único inconveniente, es que con tal velocidad, llegamos a St. Barth, tras 69 millas recorridas, en plena oscuridad.

Lo que vemos en el AIS, nos pone los pelos de punta, no caben más barcos en el fondeo. Dando por hecho que además hay muchos barcos que no tendrán AIS. Con lo cual la aglomeración no aconseja intentar un fondeo nocturno. El capi decide cambiar el destino y fondearnos en otra bahía, anterior a la que da entrada a Gustavia, Anse du Gouverneur, donde solo hay un gran velero y un pequeño velero. Allí encontramos acomodo, a la primera, para poder cenar y dormir hasta que con la luz del día busquemos el fondeo definitivo.

20110326 00'23 atardecer en el mar
Posición en Anse du Gouverneur
Latitud.- 17º 53’109 N
Longitud.- 62º 49’130 W

Antigua

Día 17 de marzo, a las 7 y media ya estamos con el ancla en péndula. Cuando enfocamos el canal que nos separa de Antigua, otros seis veleros nos anteceden. El viento F-4 del E, pone a las velas a trabajar. El horizonte parece una regata. Cada cual toma un rumbo distinto intentando optimizar sus recursos. No todos los barcos ciñen igual, uno se desvía hacia estribor, ciñendo a muerte, para después tener unas últimas millas con portantes. Otros lo hacen hacía babor, en plan más cómodo, quizá esperando una rolada que les deje llegar así hasta Antigua.

El PRATI ciñe lo justo, gana barlovento y consigue a pesar de salir el último, llegar el segundo, con gran diferencia y en rumbo absolutamente directo. El capi está exultante. Ha sido una navegación de libro. Con un dominante de 12 kts., ciñendo con un 60º de real, hicimos 44 millas en 5 horas y media

Arribamos a las 13 horas a Falmouth Harbour y al segundo intento fondeamos en 10 m. de profundidad. Como en todo el Caribe que estamos recorriendo, han proliferado las boyas y cada vez es más difícil encontrar un buen hueco para el fondeo libre.

Posición en Falmouth Harbour
Latitud.- 17º 00’872 N
Longitud.- 61º 46’520 W

Falmouth Harbour (3)
Falmouth Harbour (5)
Falmouth Harbour (2)

En nuestra proa, barcos impresionantes como aquí es habitual. Esta vez tenemos de vecino al MALTESE FALCON, ese famoso barco de 75 MM de €, con tres mástiles que portan 6 crucetas en las que se deslizan las velas que están enrolladas en los mástiles y que dicen puede ser gobernado por una sola persona, con el computador central. Si alguien está interesado, sabemos que se chartea.

Una vez asegurados en el fondeo, a papelear. Estos ingleses son muy serios en estas cosas. Las oficinas de Aduanas e Inmigración están en English Harbour y hacia allá nos dirigimos dando un paseo. A los cinco minutos vemos un conocido por el camino en dirección contraria: el bueno de Peter, del STELLA MARIS, que va hecho un pincel, todos nos alegramos del encuentro, besos, abrazos y hasta luego, porque tiene que ir al aeropuerto y quedamos para tomar unas cervecitas por la tarde.

English Harbour
English Harbour (1)

Efectivamente, como habíamos supuesto, por la tarde aparece con otra amiga. ¿Qué les dará? Esta me contó que se conocieron en Noviembre en Grenada, que ella anda errante, escribiendo sus sentimientos de las cosas y que le encanta Peter por su cortesía, un poco a la antigua usanza, y su forma de ser. Ya le vamos conociendo unas cuantas “novias”, todas jóvenes y majetas.

En nuestra popa, fondeados, tres grandes veleros españoles.

Falmouth Harbour (1)

Hemos vuelto a recorrer la zona de Nelsons Dockyard e incluso visitamos el museo dedicado a la navegación, sobre todo de la época en que Nelson estuvo destacado aquí. Hemos encontrado la historia de lo que se hacia con los ladrones en los barcos, (adjuntamos el recorte para que practiquéis un poco el inglés) Que pena que en Trinidad no conozcan esta historia.

la de los ladrones

El viernes por la noche salimos a cenar con una pareja de italianos, Josefa y Federico del HYBISCUS, el barco es de bandera suiza. Ya hemos coincidido en varios sitios, vinieron a visitarnos la primera vez por nuestra bandera italiana. Tuvimos una agradable cena en la zona de English Harbour, una barbacoa de pescado y marisco al aire libre, especial de viernes. Estaba muy bonito montado y con muy buen ambiente. Después tomamos unas copitas en otro local, con actuación en vivo y gente bailando desmadrada, vamos, lo de la de fiebre del sábado noche.

Vamos a quedarnos aquí al menos hasta el miércoles. Hemos llevado a cargar la botella de butano y no la tendremos hasta el martes. Mientras tanto, seguimos haciendo algún que otro trabajito. El capi ha localizado, por fin, una cinta especial para arreglar las fundas de los obenques que estaban un poco dañadas. Así que le hemos tenido encaramado, intentando dejar resuelto este problema que le ocupaba mucho. De momento no parece ser la solución definitiva. Ya veremos.

Falmouth Harbour (6)

Falmouth Harbour

22 de marzo, después de la espera, resulta que nos han rellenado la botella de un gas mixto, butano-propano. Esta tarde la recogeremos ¿Cómo se comportará? Otra prueba que tenemos que hacer.

Mañana, nos vamos. Hoy hemos hecho los papeles de salida y ha tocado pagar las tasas correspondientes. Total, por 6 días en ancla, hemos pagado unos 130 €.

EspectáCULO en Deshaies

Día 15 de marzo. A las 7,30 h levamos ancla en Prince Rupert Bay. Arrancamos bajo un chubasco de pequeña duración. Nada más salir de la bahía, se establece un viento estupendo F-4-5 del NE a E, las tres siguientes horas, navegación placentera, buen viento y mar bajita, incluso en el canal entre islas.

Por el través de Les Saintes, el fluxgate nos hace un extraño y pasa de señalar rumbo 350º a 170º. El piloto pierde el rumbo y saltan nuestras alarmas personales. Este piloto lleva navegando 138 millas. Se hace un reset y todo vuelve a la normalidad. Esperemos que dure.

En el SW de Guadalupe el viento va bajando, 4-3-2 Kts. y toca acompañar con motor el trabajo de las velas. Así llegamos 4 horas después a Deshaies, un pequeño y coqueto pueblo de pescadores con un fondeo estupendo aunque abarrotado.

Posición en Deshaies (Guadalupe)
Latitud .- 16º 18`386 N
Longitud.- 61º 47`848 W

deshaies
deshaies-6

Una vez instalados y sentaditos en la bañera contemplando el horizonte, llega a nuestro costado de babor un barco francés que echa el ancla y se posiciona por nuestra aleta. Durante la maniobra de fondeo, vemos en la proa una elegante señora, suponemos francesa, vestida a la oriental, con vestido rojo, ceñido, largo y de aberturas laterales. Terminada la maniobra, la buena señora se va a la plataforma de popa, iza su vestido, con una mano se agarra a un cabo y se descuelga de espaldas hacia el exterior, se agacha hasta casi tocar el agua con el culo, desprovisto de bragas, echa una meadita y se pega un repaso con agua de mar. Toda esta maniobra la hace por debajo del dinghy, izado en la popa y a la vista de toda la concurrencia que era abundante a esa hora.. Las risas en el PRATI, que no está a más de 10 metros de distancia, mosquean al personal gabacho. No obstante, hemos considerado que reprimir la risa en esta circunstancia puede causar daños irreversibles.

Esta mañana, Rafa nos cuenta, que ha visto desde su camarote, muy temprano, a la buena señora, por no decir a la muy guarra, que repite la maniobra, pero esta vez con el barco en marcha, como torero saludando en su vuelta al ruedo, saliendo del fondeo, por si ayer hubiera quedado alguien sin contemplar el espectáCULO.

Este evento, al igual que el del amerizaje de Hildegarde, ha quedado sin documentos gráficos, por la torpeza del fotógrafo que no está en lo que tiene que estar. Sorry.

Deshaies es un pueblito de pescadores que se ha convertido en atracción turística y que está lleno de restaurantes y tiendas de souvenir. Es lindo, cuidado y sus dos calles tienen un aspecto casi europeo.

deshaies-lluvia-para-el-desayuno-3
deshaies-lluvia-para-el-desayuno-4
deshaies-el-gallo-de-5

Por la noche buen ambiente en todos los locales. Cenamos en uno de ellos con vistas al fondeo, que está espléndido.

deshaies-anochecer-especial1
deshaies-anochecer-especial-2

Hoy toca relax, algo de limpieza y pequeños trabajos de mantenimiento. Mañana arrumbaremos hacia Antigua.

Un poco más sobre St. Pierre

Era tanto lo que teníamos que contar de nuestra estancia en St. Pierre, que algunas cosas han quedado en el tintero.
Durante los días que hemos estado aquí, han aparecido varios barcos españoles. Tuvimos una estupenda velada con los del AVENGER, ellos son una pareja, Esther, Joan y su hijo de seis años. Hace muy poco que han llegado al Caribe, acaban prácticamente de cruzar, dicen que vienen para hacer una cata y saber si merece la pena seguir con estas aventuras. El que mejor se lo pasa es el pequeño Gerard, que vive en el barco encantado de la vida y no se asusta en ningún caso. Ni siquiera cuando apareció por el PRATI con su gorra del Barça y el capi le dijo que estaba en casa del enemigo.
Tenemos amiguetes comunes y de ellos hablamos, Rick, tu fuiste uno de los protas de la conversación, quizá te silbara el oído derecho.
Otros que aparecieron, fueron menos comunicativos, alguno casi nada y pasamos página.
Otra cosa que nos resultó muy curiosa estos días es el cambio que está experimentando la isla. Cuando hemos ido en coche a Fort de France, hace unos días, nos rodeaban grandes extensiones de caña de azúcar que parecían murallas a ambos lados de la carretera, de repente, han desaparecido como por arte de magia. Resulta que es la época de recoger la caña y unos grandes artilugios, cosechadoras, convierten aquella ingente vegetación en campos totalmente vacíos, dejando, eso si, la caña empaquetada y dispuesta para las destilerías o su conversión en azúcar.
Nos vinieron a la memoria tantas pelis como hemos visto en las que cientos de esclavos, machete en mano, sufrían lo indecible bajo un sol de justicia, para hacer lo mismo que ahora realiza en tan poco tiempo esta máquina que parece un pájaro gigante.
Volvemos al día de hoy, once de marzo.
Ayer, como estaba previsto, nos reunimos a cenar con algunos de los amigos. Como hemos estado invitados por todas partes, esta vez ha sido el PRATI el promotor de la cena. Fue una cena un poco triste. Aunque como siempre hubo bromas y risas, en el fondo todos sentíamos la separación. Ellos, vinieron con todo tipo de regalos y en breve podréis ver a Olivia vestida al estilo de Madidina, nombre antiguo de Martinica que significa Isla de Flores.
IMG_7249
IMG_7253
IMG_7254

Mireilla, Brigitte, Loussete y Josée vinieron incluso al pantalán, allí nos abrazamos, cantamos y nos despedimos una vez más. Había un brillo especial en los ojos de los allí presentes, la tristeza y un poco la emoción afloraba en superficie. “Algo se muere en el alma cuando un amigo se va, cuando un amigo se va…………………….” El coro de martiniqueñas entonó aquella vieja canción creole para llamar al viento que tanto nos impresionó en nuestra primera estancia en St. Pierre: Vent levée, cáele, caelé, camandé le repondé, vent levé mamam, …….…. Cuando se hizo el silencio todos cruzamos el ¡À tout à l’heure! Durante un rato, mientras el dinghy se iba alejando del pontón, realmente hasta siempre. Volveremos a vernos.

IMG_7259
IMG_7265

A las ocho de la mañana ya estábamos dejando atrás St. Pierre. Estos últimos días el fondeo se ha convertido en una coctelera. Los vientos del norte ahora dominantes, hacen que el mar entre en el fondeo y se forme un swell (mar de fondo) muy fuerte.

Con ese viento también para la previsión del día y además de poca intensidad, nos habíamos imaginado una aburrida navegación a motor, pero sopla lo suficiente para que naveguemos de ceñida durante cuatro horas estupendas. Cuando estamos en mitad del Canal de Dominica, el viento se para totalmente y el motor tiene que tomar el relevo. El resto de la travesía tiene de todo, vientos de cualquier parte, calmas totales, ratos en que navegamos solo a vela y otros en que tenemos que navegar solo a motor. Para hacer 60 millas hemos necesitado 10 horas y cuando está empezando a anochecer echamos el ancla en Prince Rupert Bay, al norte de la isla de Dominica. Es un fondeo que conocemos de la vez anterior, una gran bahía rodeada de vegetación en un paraje muy tranquilo a la que ahora le han brotado montones de boyas que permanecen desocupadas mientras entre ellas un buen numero de veleros tienen sus anclas en el fondo.

Varias lanchas locales, perfectamente identificadas como Yacht Services, vinieron a visitarnos antes, durante y después de la maniobra de fondeo. “Antonio Banderas” vende fruta fresca, “Jerónimo” habla un perfecto español y se pone a nuestra disposición para excursiones o cualquier otra cosa que se nos ofrezca, el “Sea Bird” vende tickets para una barbacoa en la playa y otros con otras ofertas.

Noche de relax, cena a bordo, ratito disfrutando de la noche y la paz que hay alrededor y a dormir.

dominica-el-anochecer-de-cada-dia

Posición en Prince Rupert Bay
Latitud.- 15º34`945 N
Longitud.- 61º27`825 W

dominica-fondeo-de-prince-rupert-bay-1
dominica-fondeo-de-prince-rupert-bay-2

Sábado, paseo por Portsmouth Town, el pueblo que queda junto al fondeo y donde hoy hemos encontrado un mercado de frutas y verduras. Recorremos tranquilamente las calles, es uno de los lugares más pintorescos que hemos conocido en el Caribe.

En las crónicas del Ganduleo por el Caribe, con fecha 15 de Marzo, aparece ésta que se puede repetir, porque es lo mismo que hemos visto hoy.

Fuimos a dar un paseo por el pueblo. En el restaurante Big Papa tienen un mini cyber que utilizamos para contactar, después de mucho tiempo sin hacerlo, en directo con Lataberna.

También allí gente amable y simpáticos, haciendo incluso sus pinitos de hablar en castellano. Un grandullón muy musculado, Big Papa, se me acercó, me miró a los ojos y me dijo; necesito un intercambio de puños para quitar el stress. El tío mide 1,90 y cada brazo parece una pierna. Le miré, silbé y dije: tengo un problema en el hombro. El negro se lo tomó deportivamente y se rió un montón.

dominica-portmouth-3
dominica-portmouth-4
dominica-portmouth-5

El pueblo, bastante camuflado desde el mar, por la vegetación y una especie de cementerio marino que tiene en la orilla, ocho o diez mercantes llenos de óxido esperando que la corrosión acabe con sus huesos, es una calle muy larga con casas salteadas, alternando con espacios llenos de árboles, trastos, chatarras, estanterías con cacharros, especie de chabolas con chapas de bidones, casitas bien pintadas y con bonitas cortinas, muchas tiendas y bares, algunos bancos, cyber cafés, almacenes de materiales de construcción y eléctricos, sedes de partidos políticos y como en cualquier sitio normal, de todo. Todas las casas de una o dos alturas y entre ellas siempre las gallinas, los gallos e incluso pollitos por la calle detrás de su madre, en una imagen que hacía años que no veíamos. Una mezcla exótica, muy agradable.

Los chicos salen de la escuela, todos uniformados como en el resto de las islas que hemos visitado por el Caribe, esperan en grupos el paso de los minibuses que les llevan de vuelta a sus casas. Hay mucha actividad. En paralelo y más alejadas del mar hay otras dos o tres calles similares pero con menos ambiente. Esta ciudad, que tiene 6.000 habitantes, fue la capital de Dominica y en este caso fueron los mosquitos palúdicos los responsables del traslado a Roseau, capital actual.

dominica-portmouth-6
dominica-mercado-de-portmouth-7

De vuelta hacia el barco, apareció un personaje singular. Nos preguntó, de donde sois. Luego, desde lejos, a voces, nos empezó a explicar la historia de Simón Bolivar y el inicio de la independencia en los países sudamericanos. Después nos habló del descubrimiento de esta isla, Dominica, por Cristóbal Colón, él pensaba que en sábado, pequeño lapsus, ya que realmente su nombre proviene de que la descubrió en domingo. De las capitales españolas, la primera Barcelona y la segunda Madrid, a lo que le respondimos que no es así, que a pesar del Barça, Madrid es la capital de España Le preguntamos donde había aprendido a hablar el español, que usaba con infinitivos pero con bastante vocabulario y nos contó que en el colegio, luego en Venezuela y Puerto Rico, lugares donde estuvo trabajando. Pronunció una sentencia de gran envergadura; sitios malos, allí matan, yo prefiero ser pobre aquí. Este hombre es un mendigo, parece borrachín, vendedor de cocos, enjuto, musculado, curtido por todos los soles, de alrededor de cincuenta años. Me alegra mucho ver que en el mundo aún prevalecen valores tan importantes como el respeto a la vida.

Junto con las fotos que vayamos haciendo terminaremos esta crónica en otro momento.