Publicaciones

enero 2012
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Usuarios online

Suscripción RSS

Archivo de enero 2012

31 de enero, tercer día de navegación

Como apuntábamos ayer, hemos salido de Las Palmas con los alisios de media intensidad. Nos vinieron a despedir Santiago y su colega de navegación, Juana y Toni.

Hicimos un primer bordo al sureste para librarnos del meneo que monta el mar en las
proximidades de la isla, sobre todo en la parte norte y porque es el único posible con vientos del NNE. Dejamos bien atrás la isla de Gran Canaria y cambiamos de bordo hacia el W, con la intención de ganar sotavento. Durante la próxima semana vamos a tener vientos del primer cuadrante y perderemos la ganancia que hemos obtenido este par de días.

A mediodía de ayer pusimos rumbo al Sur, bordo que esperamos nos acerque a Cabo Verde. Llevamos dos días de buena navegación, aunque se nota bastante nuestra falta de costumbre de navegar. Desde finales de mayo en que arribamos a Baiona, solamente hemos hecho la travesía a La Graciosa y después las mini travesías entre islas. La corrosión nos invade.

El piloto automático, de nuevo, se ha hecho notar. Ha saltado varias veces la alarma de desviación de rumbo y una vez corregida la configuración, poniéndolo en manual con mar fuerte, parece que lo lleva bien. Íbamos navegando con vientos entre 15 y 22 kts, pero con mar más alta de lo que corresponde a este viento.

La first mate ya casi está entonada y hasta puede mecanografiar todo esto. Al tío Migue, decirle que efectivamente seguimos tratando de capturar el rayo verde y  ahora más que nunca, por las circunstancias que nos rodean, en las que se precisa un rayo de esperanza. En esta travesía, tío Migue, vamos con luces y tó.

Solo hemos avistado un barco que tuvimos en paralelo muchas horas por llevar velocidad similar a la nuestra.

Los dos amaneceres nos han regalado la presencia de los delfines, esta mañana fue un espectáculo que pocas veces se repite. Había cientos y cientos de pequeños delfines haciendo cabriolas alrededor del barco y durante muchos minutos.

Posición a las 12 horas UTC
Latitud: 24º 41’80 N
Longitud: 18º 52’58 W
Temperaturas del aire entre 17,6 y 21,9
Temperatura del agua: 17-19º
Millas navegadas en las últimas 49 h: 352 Nm
Millas navegadas desde Melilla: 13.769 Nm
Distancia a Brasil: Mucha

Aunque en un principio pensamos en no hacer comentarios sobre el Puerto Deportivo de Las Palmas, hemos cambiado de idea y vamos a narrar lo que aconteció desde nuestra llegada el día 6 de Diciembre, día de la Constitución:

Antes de entrar por la bocana, llamamos por el VHF al canal 11 que tienen de servicio y al 16, para avisar de nuestra inminente llegada. Repetimos las llamadas varias veces y nadie contestó. Entramos por el puerto, dimos una vuelta completa, seguimos llamando por el VHF y nadie contestó ni apareció para indicarnos nada, ni marinero, ni vigilante, ni persona humana alguna. Donde vimos hueco, en el pantalán de entrada a estribor, allí atracamos con la ayuda de los vecinos.

A la mañana siguiente, papeles en ristre, nos dirigimos a las oficinas a formalizar la entrada. Habían cambiado la ubicación y preguntamos en una tienda del recinto de la marina. La buena señora nos advirtió que fuéramos preparados para el “amable” recibimiento que nos daría el personal del Muelle Deportivo.

Ni más ni menos. El marinero, contramaestre o lo que fuera aquel señor, al identificarnos como los tripulantes del catamarán PRATI, nos echó una bronca de colegiales.

– ¿Por qué ustedes han atracado allí sin nuestra autorización?
– No había nadie a quien preguntar
– Es que ayer era festivo y no hay personal. No obstante ustedes tenían que haber atracado en el pantalán de recepción.
– Es que allí había dos veleros grandes, uno de ellos el POLLUX, de gran eslora, que ocupaban todo el pantalán.
– Es que esos barcos no tenían que estar ahí…… (Sin comentarios)

Esa misma tarde y utilizando influencias, nos trasladamos a otro pantalán en mejor ubicación. El marinero (otro esta vez) al que llamamos por la emisora, nos dijo que mejor al día siguiente, pero al ver que hacíamos las maniobras nosotros solos, allí se presentó. Como un almirante de la armada, dijo que en el atraque las ordenes las daba él y que si no estábamos de acuerdo, nos fuéramos al fondeo.

Como es de esperar en estos casos, el susodicho marinero, metió la pata y el cabo del muerto lo enredó con la pala del timón. Le apunté con el dedo como Colón, indicándole que se largara y acto seguido, bañador, gafas y al agua a deshacer el entuerto. Esa fue la valiosa colaboración de la marinería a nuestra llegada.

A la mañana siguiente vemos llegar una cuadrilla de trabajo al barco pegadito al nuestro. Es un barco, polaco, de ferrocemento al que van a hacer reparaciones múltiples a flote y dentro de una marina.

Hemos sufrido, durante mes y medio, trabajos, en horas y días intempestivos, con radiales llenando el muelle de óxidos, pintura de minio, etc. durante varios días. Trabajos en fibra, pantalán lleno de mierda, música bacaladera a lo alto la vela. Los extranjeros atracados en el mismo pantalán, se hacían cruces. Lo nunca visto en una marina deportiva tener un varadero a flote y en convivencia con el resto de los mortales.

La vigilancia, si es que la hay, no la vimos en todo el tiempo que pasamos ahí. Así y todo nos hemos mantenido prudentes, sin alzar la voz ni reclamar nada a la autoridad portuaria, que suponemos que habrá.

El colmo lo hemos vivido a nuestra salida. Cuando estábamos fuera de la bocana del puerto exterior, aparece, a toda velocidad, la lancha de la marina. Nos hace señas y que paremos.

20120129-1112-p1290021

– Ustedes se están marchando sin pagar los tres últimos días.
– Hemos estado en la gasolinera, haciendo una reparación de emergencia con la autorización de ustedes.
– Ese pantalán es también de puertos del estado y ustedes tienen que pagar. Yo no he venido a discutir con ustedes.
El tono de voz del capitán, empezó a elevarse y al ratito, bronca.
– bueno, vamos a dejarnos de historias, le pagamos los tres días y adiós.
– Yo no se cuanto es
– Nosotros si, le pagaremos redondeando en exceso y hasta ahí llegamos.
– Ustedes han estado abarloados al pantalán de la gasolinera y eso es más caro.
No le mandamos a la mierda, pero las ganas nos quedaron
– aquí tiene el dinero, si quiere lo coge y sino llame a la patrullera, porque nosotros no volvemos a puerto.
– Ustedes, no van a poder entrar más en este puerto.

Nota para el Capitán Marítimo: con el personal que usted tiene y que damos por supuesto que conoce, usted está haciendo flaco favor a la ciudadanía que con sus impuestos ha pagado la construcción de ese muelle deportivo y las nóminas de usted y sus funcionarios, además de dar una penosa imagen a tantos barcos que vienen de otros países. Debería hacérselo mirar. Adiós.

Día 30 de enero.- Navegando

01 El noray del adiós

El noray del adios

 

Como todavía el body no está lo suficientemente aclimatado a esta situación, hoy no
escribiremos más que la posición y decir que todo va estupendamente.

Vamos con portantes, aunque en popa redonda, con intensidad baja – media y hemos hecho un bordo para ganar W y separarnos de la costa africana.

Posición a las 18 horas UTC
Latitud 26º 39’22 N
Longitud 17º 39’26 W
Navegamos entre 6 y 8 kts y hemos recorrido 217 Nm. desde las 11 horas de ayer.

Mañana, crónica.

28 de enero. Parece que esto va.

Después de todo el día de ayer de espera, ya que los mecánicos tenían otras ocupaciones. Hoy sábado a las 9 de la mañana, según lo anunciado, llegaron al barco los técnicos de VOLVO.

Durante 4 horas procedieron a sustituir los elementos que pensaron que provocaban el problema. Afortunadamente, tienen un taller y tienda bien provistos y se pudieron hacer todas las pruebas. Ninguna resultó. En todos los casos volvía a aparecer el dichoso error. Hasta que después de vueltas y más vueltas, localizaron que, el terminal del positivo del alternador estaba tocando masa, lo que provocó el descontrol de la CPU del motor. La señal que daba de error 65 había desaparecido y solamente quedaba, peligro avería y baja presión de aceite. Ninguna de las dos señales indicaban lo que estaba ocurriendo realmente, pero era la lectura que tomaba la CPU. Descubierto el motivo que provocó la avería, la solución fue tan fácil como cambiar el terminal de posición y ya.

Lo importante es que está resuelto y mañana, por la mañana, soltaremos de nuevo amarras y en este caso esperamos tardar un poco más en llegar a algún puerto.

Un almuerzo y larga sobremesa con Juana y Toni, pone fin a lo que son las relaciones humanas, en vivo y en directo, por una temporadita. A partir de ahora solo tendremos este medio y las conversaciones por la BLU, para mantenernos en contacto con el resto del mundo.

20120128-1716-p1280018
20120128-1716-p1280019

Travesía Las Palmas de Gran Canaria – Brasilllllllllll

Día 26 de enero 2012

No hay quinto malo. Este es un dicho popular que se refiere a los soldaditos cuando había mili. En nuestro caso el quinto, es el quinto cruce atlántico, que esperemos que como los soldaditos también sea bueno.

Continuando con el refranero, tenemos que indicar que los gitanos dicen que no quieren ver a los hijos con buenos principios.

Bien, lo que se dice bien, no hemos empezado. Esta mañana, a las doce en punto, soltamos amarras de la gasolinera de Pedro TEXACO (personaje muy popular entre los navegantes) y con Emilio y Toni en el pantalán, nos despedimos con nuestra bocina de gas y los brazos en alto, agitando las manos. Salimos de la bocana y nos acercamos a la playa de al lado, donde está fondeado el Atlantide de Leo y su tripu. Más de lo mismo y adiós, adiós. Dos motores avante y nada más pasar la bocana del puerto, fallo en uno de los motores. Se intenta arrancar de nuevo y que si quieres arroz, Catalina. Media vuelta y arrumbamos hacia el fondeo, donde es fácil echar el ancla y evitar la entrada a puerto con un solo motor. Leo con su auxiliar, nos ayudó.

20120126-1130-img_0326
20120126-1131-img_0327
20120126-1133-img_0337
20120126-1208-img_0347
MWSnap060 2012-01-26, 20_43_57

Sacamos los libros de los motores y no averiguamos nada, lo único claro es que en el display aparece “Error 65”, la forma que indica de resolverlo no nos aclara nada y llamamos directamente al taller de Volvo.

Toda la tarde esperando y nacing.

Lo que si nos dijeron por teléfono es que no trabajan en los fondeos que hay que entrar a puerto. A las seis de la tarde levamos ancla y con ella una especie de depósito de caucho de un metro de diámetro por dos de altura con el ancla clavada en toda la panza. El molinete sudando la gota gorda y ayudado por el motor avante y atrás, nos hicimos con el bulto que subió a superficie. Quedamos horrorizados. No sabiendo como deshacernos de semejante engendro, bajamos y subimos el ancla varias veces, cogimos arrancada y pusimos el barco a caminar rápido hasta que se rasgó el bulto y quedamos libres.

Leo con su dinghy, por el costado de babor, sustituyó al motor averiado y así entramos al muelle deportivo donde también nos ayudaron para atracar de nuevo en la gasolinera.

Y aquí estamos, confiando en que mañana acuda el mecánico y se solucione todo.

Hoy es el cumple de la first mate y la celebración va a ser un poco diferente a las habituales, en víspera de navegar no solemos hacer ningún exceso.

Posición en pantalán : N28º07.616′  –  W15º25.550′

Posición gasolinera : N28º07.600′  –  W15º25.516′

Desde Las Palmas de Gran Canaria

El barco quedó bien amarrado en Gran Tarajal y nos fuimos a nuestra casa en Guadalajara, a pasar una temporadilla con los amigos y dedicar nuestra atención a los asuntos de nuestra empresa, que a pesar de la crisis, sigue funcionando, aunque a menos nudos que antes.

El 27 de noviembre, regresamos a Fuerteventura. Allí seguía nuestro PRATI, a flote y sin novedad alguna. Un poquito de limpieza, algo de compra y saltito a Morro Jable, a unas 20 millas, para visitar a nuestros amigos los Celebration, Paula y Pablo.

Amarrados al dique de ferrys, estuvimos casi una semana, que aprovechó el Charly para pillar una bronquitis que le ha durado cerca de un mes.

El día de la Constitución, arribamos, como ya sabéis por la entrada de Toni en la página Web, al Puerto de la Luz, en Las Palmas de Gran Canaria.

La travesía desde Morro Jable, en contra del pronóstico meteorológico, fue enterita a motor. Luego, como siempre, entrada salseada en las proximidades de la bocana del puerto.

20111225-1417-belen-de-arena-en-las-canteras

Desde entonces estamos instalados en el Muelle Deportivo. Pasamos las Navidades a bordo, celebrando las fiestas de Nochebuena y Navidad, con los Celebration, que nos devolvieron la visita.

20111224-2349-nuestra-nochebuena-y-celebration

El fin de año, con Juana y Toni y después nuevo viaje a casa, para trabajar un poquito más.

20120101-0118-nochevieja3
20120101-0120-nochevieja

La parranda, que conocimos en La Graciosa, nos obsequió con su presencia, sus canciones y sus músicas en dos ocasiones. Una en un pueblito cerca de la capital, donde pasamos el día comiendo, bebiendo y cantando y otra en el PRATI donde repetimos lo de comer, beber y cantar.

20111210-1600-img_8673
20111229-1726-tenderete-en-el-prati
20111229-2338-tenderete-en-el-prati7
20111230-0000-las-llamaron-las-rabiosas

Hablando de fiestas, también pasamos una estupenda jornada en casa de Ana y Santiago, navegantes amigos y residentes en Las Palmas.

Con esta breve sinopsis, queremos resumir algo más de un mes, de vida ciudadana y tranquila. El tiempo no ha sido muy allá, el sol lo vimos pocas veces, si bien la temperatura es agradable como siempre en Canarias, aunque sea invierno.

En mantenimientos rutinarios saltaron, de nuevo, problemas en el generador y en la desaladora. A ambos les da por tirar agua, uno salada y la otra dulce. ¡Mierda pa los dos!. Con ayudas exteriores en un caso y sin ellas en el otro, hemos resuelto los entuertos.

Ahora estamos ultimando avituallamientos y arranchado del barco para zarpar la próxima semana, martes o miércoles. Ya están instaladas de nuevo las capotas de mal tiempo, que también nos librarán de los duros rayos solares y que junto con los estúpidos aeros, que cargan bien poquito, hacen de nuestra popa una fotografía “imposible”.

Seguiremos informando