Publicaciones

febrero 2014
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  

Usuarios online

Suscripción RSS

Archivo de febrero 2014

Nuevos planes para esta travesía

Terminábamos  la crónica  escrita desde Puerto Williams diciendo que se iba el tripulante. Preparando su sustitución nos pusimos en contacto con un navegante conocido de Buenos Aires  que  tenía disponibilidad  para acompañarnos a Valdivia.  Disparó con cañones antiaéreos. Pidió por un mes de tripulante 4.500 US dólares, más aéreos, manutención etc. y 50 dólares por cada día que excediera del mes, pagaderos semanalmente………. Nos encantó la propuesta y todavía no le hemos contestado..……….. ¿Qué cobraría si fuese de capitán? Lo curioso del caso es que, la mayor parte de la gente que viene por estas latitudes, paga por estas experiencias.

Por otra parte, ir con un perfecto desconocido, de los que abundan por estas zonas y que se ofrecen en los pantalanes de Ushuaia a menudo,  tampoco queremos. Hay que pensar que esta parte de la travesía, sin desembarcar en ningún lugar, teniendo que convivir a bordo las 24 horas del día sin escapatoria, durante dos meses, requiere una compañía con ciertas garantías de convivencia, amistad previa, etc.

Se nos ocurrió entonces invitar a nuestros amigos gallegos Paula y Pablo del velero CELEBRATION, con quienes hemos compartido Caribe, Azores, Canarias y una estupenda Navidad en el PRATI. Pablo está embarcado y en sus vacaciones,  a partir del 1 de marzo,  dispone de mes y medio y estaban encantados con la idea. Para la travesía  a Valdivia este plazo es insuficiente.
Conclusión: hemos cambiado el plan de ir a Valdivia esta temporada y nos vamos a conformar con doblar Cabo de Hornos y  recorrer los glaciares chilenos,  con Paula y Pablo.  Dejaremos el barco hibernando en Puerto Williams y en la siguiente temporada, allá por noviembre o diciembre,  retomaremos la subida hacia el norte chileno.

Hasta entonces haremos una nueva búsqueda de acompañante. Se abre el casting en esta página y también lo haremos en  el foro náutico latabernadelpuerto.com.

Para animar un poco la crónica, hemos seleccionado unas cuantas fotos de Puerto Williams.

 Vistas de Puerto Williams Vistas de Puerto Williams (7) Vistas de Puerto Williams (6)
 Vistas de Puerto Williams (5)  Vistas de Puerto Williams (4)
 Vistas de Puerto Williams (3)  Vistas de Puerto Williams (1)  Vistas de Puerto Williams (2)

Fotos de Puerto Williams

Aquí nuestra vida es bien tranquila. Salimos a comer a mediodía al pueblo, casi siempre a la casa de comidas “Los dientes de Navarino”, donde la Señora Carmen nos ofrece su excelente comida casera. Entre plato y plato nos da conversación. Este es un lugar en el que la mayor parte de los clientes son gente de Williams y con los que coincidimos casi a diario. Algún velerista que otro y excursionistas de treaking completan la clientela.

Sra. Carmen en Los Dientes de Navarino 

Con la Señora Carmen en Los dientes de Navarino

Al atardecer se anima el bar del MICALVI y algunos días el capi ha encontrado ambiente hasta las tantas.

Bar del MICALVI, un día por la mañana

Bar del MICALVI, un día por la mañana (1)

El MICALVI por la mañana

Banderín Ría de Navia en el MICALVI

El banderín del Club Náutico de la Ría de Navia decorando el MICALVI

Aquí en este náutico nos llama la atención ver los preparativos y el bombo y platillo que se le da a las expediciones que van a doblar el Cabo de Hornos, con turistas que vienen de todas las parte del mundo. Se hacen reportajes con cámaras de cine, muchas fotos y mucho equipamiento a juego, gente emocionada con esta aventura.  Casi todos lo consiguen, luego toman unas últimas cervezas en el MICALVI y rumbo a casa a contar a los amigos su expedición a Cabo de Hornos.  Estos días estuvo aquí un escritor español  que no pudo doblar el Cabo, la climatología se les puso en contra y cuando no se puede, no se puede. Bien decepcionado que se iba. Lo bueno es que el Cabo de Hornos seguirá ahí y siempre se puede repetir el intento.

Preparativos para Cabo de Hornos

Preparativos para una expedición al Cabo de Hornos

Como ya hemos comentado varias veces estamos en verano, aunque no lo parece. Esta semana solo hemos tenido 2 días de sol, con temperaturas entre 8 y 18º. Sin llegar a meternos en la cama,  durante el día,  estamos pasando un constipado los dos.  Esta última noche hemos tenido una mínima de 5º y ahora que son las 5 de la tarde, hay 8,8º.  Como dice Sonia, han puesto a funcionar el ventilador y hay rachas de viento de treinta y pico nuditos. El canal de Beagle, habitualmente salsea de los lindo, hoy mar rizada. La característica que se repite una y otra vez es lo cambiante del clima: viento, lluvia, nubes, frío y alguna vez, pocas, el sol.

paisaje desde la popa, días distintos (1) paisaje desde la popa, días distintos

Dos fotos desde la popa del PRATI en dos momentos bien distintos

Las fotos casi siempre son hechas en los días de buen tiempo por razones obvias, porque con mal tiempo no se sale y porque lucen más así.

Nuestra posición es:

Latitud.-     54º 56’118 S
Longitud.-  67º 37’104 W

Fotos del Club MICALVI, la entrada y su leyenda

05 Micalvi

Micalvi

06 Historia del MICALVI y acceso al Club (1)

Historia del MICALVI y acceso al Club

06 Historia del MICALVI y acceso al Club

Historia del MICALVI y acceso al Club

08 los dos patitos

Fondeo junto al MICALVI, dos patitos

 

07 Proa del MICALVI y sus abarloados

La proa del MICALVI y sus barcos abarloados

Desde Puerto Williams

Velada de despedida en el PIC' LA LUNE, con Sonia y Caroline

Velada de despedida en PIC LA LUNE

 En el faro Les Eclerieurs

Navegando por delante del Faro Les Eclerieurs, Canal de Beagle

 el viento sube

El viento sube, sube y sube en el Canal de Beagle

PRATI en el Micalvi

PRATI atracado en el Club MICALVI

Puerto Williams .- Chile

Ayer, día 12 de febrero, soltamos amarras del pantalán del Club Náutico de Ushuaia y con un buen meteo de 10-15 kts. por la popa, arrumbamos hacia Puerto Williams.

Vamos en busca de nuevos horizontes  y dejamos atrás, con nostalgia,  los amigos que encontramos allí,  Sonia, del Pic’ la Lune, ya que Antonio, su pareja, está fuera y Gustavo Biancalana.

Puerto Williams es el lugar donde se hace la entrada oficial en Chile y coincide que para ir hacia el Cabo de Hornos hay que pasar por aquí delante y bordear toda la isla de Navarino.

La travesía resultó cómoda en un principio pero a mitad de recorrido el viento empezó a subir y subir y subir hasta los 35 kts. navegamos con solo foque y finalmente con el foque rizado las 30 millas que separan Ushuaia de Puerto Williams.

En la baliza de entrada, ya con el puerto cerrado por las autoridades a causa del viento, al enrollar el foque se hizo el famoso reloj de arena. Nunca nos había ocurrido cosa semejante, a excepción del primer cruce atlántico, cuando el spi asimétrico hizo lo propio. A motor dimos 3 o 4 vueltas para desenrollar el entuerto, nos llamaron por VHF de Capitanía para preguntar porque dábamos vueltas sin entrar a puerto con las condiciones que había. Finalmente dando popa al viento y con los motores a full, para deshacer el aparente, se pudo deshacer el lío y enrollar correctamente el foque.

Nuestro amigo Alberto del ARCHIBALD salió a esperarnos en un dinghy del Club MICALVI para ayudarnos en el atraque.

El Club consiste en un barco de unos 50-60 m. de eslora que en lugar de llevarlo al desguace, se varó aquí a modo de dique, al que se abarloan los veleros. Como estamos en temporada alta y fuera hay una buena rasca, los hay en 3ª, 4ª y 5ª fila, con lo que el acceso a esta especie de pequeña ría queda muy limitado. Pasamos con el PRATI muy pegados a la orilla y el motor de estribor quedó sin tracción. Con la ayuda del dinghy y supusimos suerte, las hélices volvieron a engranar. Mas tarde supimos que habíamos enganchado con la pala del timón un cable submarino que alimenta un albergue de vela que tenemos ahí enfrente. No pasó nada, siguen teniendo luz y nosotros pala de timón.

En el MICALVI (barco varado) están los servicios del Club y el famoso bar. Como en el Peter de Orta, las paredes y techos están cuajadas de banderas, gallardetes, autógrafos de tantos y tantos navegantes que pasan por aquí, camino a Hornos, a la Antártida o los ventisqueros.

Nos ha llamado la atención la facilidad con que se resuelven los trámites burocráticos y la gentileza de las autoridades. Teníamos la idea de que Chile es un país serio y amable y la primera impresión es así.

Aquí pensamos pasar unos días hasta reorganizar nuestra etapa en Chile. El tripulante que nos acompañó desde Buenos Aires abandona el proyecto y nos tenemos que buscar la vida.

Seguimos en Ushuaia

Seguimos en Ushuaia, después de dos semanas de trabajos de mantenimiento y reparación de averías.

Vista de la Bahía de Ushuaia y canal de Beagle. PRATI en la parte inferior.

La parada de la calefacción y la parada del motor se debieron a contaminación del gasóleo en los tanques. Nos pasamos una semana completa haciendo limpieza y desinfección de los tanques de combustible de motores y de generador. Como resumen de las limpiezas, el gasóleo contaminado, con decantación de algas,  microorganismos y agua, superó los 5 litros de basura. Es esa porquería la que normalmente se conoce como mocos del gasoil. El tanque del generador tuvimos que desmontarlo, sacarlo al pantalán para poder hacerle una limpieza profunda. Los de los motores se limpiaron a bordo.

También se limpiaron las tuberías y se cambiaron los filtros, aditivando el combustible, ya filtrado, con un potente algicida que esperamos evite la formación de nuevos mocos.

El famoso anemómetro que habíamos pedido tiempo ha, acabó llegando, vía Chile hasta Puerto Williams y ya lo tenemos a bordo. Sorpresa……………. Lo que en principio era una simple sustitución del viejo por el nuevo, ambos se ven igualitos, resultó ser un trabajo de una semana completa de un técnico local, Gustavo, que con toda la paciencia del mundo ha conseguido un estado de la instrumentación del barco aceptable para la navegación que nos espera hasta Valdivia.  Durante toda esta semana hemos tenido una total incertidumbre con los resultados que se conseguían cada día. Cuando parecía que funcionaba, lo hacía durante unas horas y después volvía a bloquearse. Los equipos hacían cosas raras y nosotros alternamos euforias, desánimos, celebraciones, decepciones, etc.

La calefacción a la que ya habíamos cambiado el quemador en Puerto Deseado, ahora se le ha puesto un prefiltro a la salida del tanque del generador, que también alimenta a la caldera y está funcionando normalmente.

El motor del dinghy, que viene fallando desde que se compró en el Caribe, ha pasado a situación de reserva porque hemos tenido una buena oportunidad de comprar un YAMAHA nuevo de 15 CV que era nuestro preferido.

La nevera, cargaron un poco de gas y va tirando.

Salvo por las noches, apenas hemos disfrutado de Ushuaia, bueno la first mate sí, cargando y cargando con el carrito todas las compras para el tiempo en que estaremos por los canales chilenos, mes y pico, sin encontrar al paso ningún lugar habitado donde hacer avituallamiento. Nos visitó Valeria, la mujer de Fabián y durante unos días las compras no fueron en solitario. Los chicos trabajaban indoor y las chicas outdoor, pero todo trabajo, con algún ratito en que nos despistamos viendo escaparates y las maravillosas flores que adornan la ciudad, sobre todo los lupinos, de porte elegante y colores preciosos.

Valeria y las flores

Paseo de verano

Cena de cumpleaños

Tuvimos unos días de vecino de atraque al ARCHIBALD antes de partir hacia Puerto Williams

Con las tripus del ARCHIBALD y el PIC’ LA LUNE

El ARCHIBALD saliendo de Ushuaia

Asistimos a un asadito en el Club Afasyn. Este club es mítico para los veleristas.

En él tienen la base un montón de veleros que hacen chárter a la Antártida y a los canales chilenos. También es parada casi obligatoria para los trasmundistas que pasan de un océano al otro.

El problema es que está petado con hileras de  barcos abarloados hasta en cuarta fila y nosotros cabíamos poco.

Allí coincidimos con viejos conocidos como la Pimentel, navegante solitaria brasileña, a la que conocimos en Salvador de Bahía. Ahora está haciendo vuelta al mundo.

Otro día cenamos con Laura y Federico del Quijote, velero que el año pasado hizo la travesía a la Antártida y a los que conocimos en Buenos Aires.

Asadito en ASFASYN

Nuestra elección del Club Náutico de Ushuaia, no es la más acertada. Aquí estamos en mitad de la ciudad, lo que resulta cómodo para los paseos y las compras pero con el inconveniente de que hay una discoteca a 100 m y que da la tabarra hasta la madrugada. Apenas somos 3 barcos y eso da poco ambiente marinero.
Desde mi ventana

En una casita bien linda, allá arriba en una de las faldas de la cordillera, con vistas a toda la bahía de Ushuaia y Canal de Beagle, nuestro amigo Gustavo, el técnico electrónico, nos agasajó con un asadito. Que persona tan amable y cariñosa.

Con Gustavo en el Dublín

Fabián (Cloony)  ha tenido que viajar a Buenos Aires para resolver unos temas personales, estará de vuelta el jueves y saldremos hacia Puerto Williams cuando la meteo  en el Cabo de Hornos sea favorable.

La idea es hacer entrada oficial en Chile por Puerto Williams, última localidad habitada en el cono Sur, desde allí navegar hacia Puerto Toro, a unas 40 millas, allí esperar un meteo razonable para saltar a Caleta Martial, a otras 50 millas y desde allí doblar Hornos en el día.

Nos pedimos doblar Hornos con viento, no mucho, lo justito para ir a vela.

Han pasado 4 años desde que salimos de Melilla y pusimos en Latabernadelpuerto.com un post que decía Pratis vuelta al mundo.- Primera etapa Melilla – Cabo de Hornos. Desde entonces hemos navegado 20.852 millas, con muchas vicisitudes.

Recordamos la putaboya de Salvador de Bahía, la fatídica estancia en Chaguaramas, una buena temporada de Caribe, un  buen cruce Atlántico, una magnífica estancia en Azores, un verano de ensueño en Vigo y Rías Bajas, otra vez Canarias,  otro paso del Ecuador, arribada al archipiélago de Abrolhos en Brasil, Rio de Janeiro, Ilha Grande, Paraty, Río de la Plata, estancia en Buenos Aires y hasta aquí todo bien. De Buenos Aires a Ushuaia………………..… así y todo solo nos faltan unas 100 millas para coronar esta primera etapa.

Hoy, día cinco, está nevando. Nuestro ánimo no va muy allá. El caso es que con tantos retrasos, las fechas se nos están echando encima y el “verano” se está terminando. La navegación por los canales chilenos hacia el otoño va a resultar más fría e incómoda. Para los  próximos  días la meteo para el CABO no es buena, por lo que estamos dudando si quedarnos en Ushuaia a esperar, o pasar a Puerto Williams y hacerlo allí. Este pueblito chileno es chiquito y tiene menos facilidades, por lo que nos lo pensaremos.