Publicaciones

diciembre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Usuarios online

Suscripción RSS

General

Un poco más sobre Vava’u

Martes, día 10 mini travesía, 12 Nm al fondeo de Tapana. A nuestra llegada hay ya unos 12 barcos pillando cacho. Unos en boya y la mayoría al ancla. Las boyas están muy cerca de la orilla y el PRATI prefirió ancla más alejada,  para evitar mosquitos y demás.

Por la tarde aparecen Maria, Eduardo y Víctor, este último, un amigo de Mallorca que piensa pasar en Tapana una larga temporada, dando relevo a los titulares que se van a España.

La salud de Eduardo parece estar controlada y vuelven felices a casa.

El miércoles fuimos invitados a la paella que ellos sirven para cena, con la correspondiente música en vivo.

Las tapas de entrada, excelentes, la paella,  con ingredientes locales, tipo tongano.

La velada magnífica, Eduardo con su guitarra y en alguna de las canciones acompañado por María, Victor y el tongano que trabaja con ellos desde hace muchos años. Mucha charla y mucho drinking. Gracia amigos de Tapana por tan fantástica acogida.

Por cierto, curioseando las paredes del local, encontramos una bandera española, del Cap’s III, de Ja y Virginia, así como unos souvenirs de nuestro amigo chileno Luis Canovas del SURAZO.

Tapana está habitada solo por ellos. Hay una pequeña playa donde desembarcar y que da acceso al camino hacia el restaurante.

El fondeo es totalmente protegido. Tuvimos una noche con viento fuerte, sobre los treinta nudos, lluvia intensa y tormenta. El tenedero es bueno aunque la arena está bastante compactada.

En el archipiélago de Vava’u no hay ciguatera. Se puede pescar y el capi aprovechó en varias ocasiones para hacerlo desde la popa. Nos comimos los últimos entrecots de carne neozelandesa, comprados en Papeete y con los trozos de grasa que apartas en el plato, los peces se entusiasman. Un anochecer pica y pica y pica, cubo lleno de parguitos y similares. Repartimos con los barcos vecinos y todo el mundo encantado. Uno de ellos, kiwi, había venido de visita para agradecernos las veladas musicales del ukelele de a bordo.

Antes de zarpar de Neiafu, hicimos acopio de: cervezas, vino, carne congelada, huevos, pan, fruta, verduras, etc. No hay mucho donde elegir, pero estas cosas básicas las hay en las seis u ocho tiendecitas del pueblo y en el mercado de fruta y verdura.
Lo habitual es salir a los fondeos en el archipiélago y volver de vez en cuando a Neiafu para reponer la despensa. Los fondeos más alejados están a 15 Nm y continuamente hay barcos que van y que vienen.

Todos son bonitos, siempre estás rodeado de islas, de origen volcánico, con una vegetación exuberante que llega hasta el agua, con alguna pequeña playa que le da el punto exótico. A nosotros este paisaje nos recuerda a Croacia, con la diferencia de que aquí, entre la espesura del bosque, aparecen cocoteros y que la gente es más morena y mucho más simpática y acogedora.

También habíamos intentado salir en un barco de avistamiento de ballenas, por aquello de verlas de cerca y poder incluso nadar a su lado. En algunas ocasiones las hemos visto, pero casi siempre de lejos.

Nos informaron que a mitad de septiembre ya están emigrando al S, con sus crías y que no es muy seguro que puedas encontrarlas. De alguna manera nos hicieron desistir y nos aconsejaron que lo intentemos más al sur, hacia donde vamos.

El domingo, día 15, dejamos atrás Tapana y hemos regresado a Port Mourelle, acercándonos a la salida. Posiblemente mañana martes, zarpemos hacia Ha,Apai, archipiélago a unas 70 Nm al Sur, en el que esperaremos ventana meteorológica para saltar a Nueva Zelanda, a unas 1.100 Nm en rumbo directo.

En este fondeo, vinieron a visitarnos los vecinos, Joanna y Nigel. Tres horas de sople y conversación de lo más interesante. Nigel, es un skipper avezado, que vive en New Zealand y que nos ha aportado mucha información sobre la travesía Tonga-New Zealand.

Se sigue confirmando que hasta bien entrado noviembre, según vas bajando, el frío va haciendo acto de presencia. Pero bastante frío, no un anuncio.

Estamos en la disyuntiva de elegir entre susto o muerte. Si bajamos pronto, frío y mal tiempo. Si demoramos la salida, hay alguna posibilidad de temporal que en la nomenclatura oficial, aquí figura como ciclón de nivel 1, sin llegar a los 50 Kts.  Él, particularmente, no piensa salir hasta mitad de noviembre.

Con esta información, de primera mano, nos planteamos seguir un poco más por Tonga y sus aguas cálidas, entre 27 y 29°.

Desde Ha’Apai, trataremos de enviar fotos.

Fondeados en Vavau (Tonga)

A la 13, hora local, largamos ancla en el fondeadero de Port Maurelle, en la isla de Vavau, norte de Tonga.

Como hoy es sábado y las autoridades no atienden, nos hemos quedado en este fondeo de camino a Neiafu, que es la capital del archipiélago.

Hemos navegado plácidamente con vientos de 8 a 12 Kts. por el través de babor y también algo de ceñida.

Hemos recorrido 351 Nm en 54 horas.

Salimos de Apia a motor, en contra de viento y ola, para bordear la isla y hacia el este para ganar barlovento. Soltamos amarras a las 7 y hasta las 13 horas, en que doblamos la punta E. y sorteamos los islotes de la zona, no pudimos izar velas y poner rumbo directo a Tonga.

Lo de rumbo directo no fue una simple expresión, vinimos como con tiralíneas. Máxima desviación en las 351 millas navegadas, menor al 1%.

Esta mini travesía ha sido de las que levantan el ánimo.

Estamos en la Posición :
18° 42’002 S
174° 01’856 W

El lugar es un escondite muy abrigado y por eso estamos rodeados de veleros, hasta 14 en este momento.

Estamos llegando a final de temporada y sospechamos que todos los fondeaderos de Tonga, estén abarrotados.

Afortunadamente hay muchos y buscando, seguro que encontraremos alguno más solitario.

Nuevos planes para esta travesía

Terminábamos  la crónica  escrita desde Puerto Williams diciendo que se iba el tripulante. Preparando su sustitución nos pusimos en contacto con un navegante conocido de Buenos Aires  que  tenía disponibilidad  para acompañarnos a Valdivia.  Disparó con cañones antiaéreos. Pidió por un mes de tripulante 4.500 US dólares, más aéreos, manutención etc. y 50 dólares por cada día que excediera del mes, pagaderos semanalmente………. Nos encantó la propuesta y todavía no le hemos contestado..……….. ¿Qué cobraría si fuese de capitán? Lo curioso del caso es que, la mayor parte de la gente que viene por estas latitudes, paga por estas experiencias.

Por otra parte, ir con un perfecto desconocido, de los que abundan por estas zonas y que se ofrecen en los pantalanes de Ushuaia a menudo,  tampoco queremos. Hay que pensar que esta parte de la travesía, sin desembarcar en ningún lugar, teniendo que convivir a bordo las 24 horas del día sin escapatoria, durante dos meses, requiere una compañía con ciertas garantías de convivencia, amistad previa, etc.

Se nos ocurrió entonces invitar a nuestros amigos gallegos Paula y Pablo del velero CELEBRATION, con quienes hemos compartido Caribe, Azores, Canarias y una estupenda Navidad en el PRATI. Pablo está embarcado y en sus vacaciones,  a partir del 1 de marzo,  dispone de mes y medio y estaban encantados con la idea. Para la travesía  a Valdivia este plazo es insuficiente.
Conclusión: hemos cambiado el plan de ir a Valdivia esta temporada y nos vamos a conformar con doblar Cabo de Hornos y  recorrer los glaciares chilenos,  con Paula y Pablo.  Dejaremos el barco hibernando en Puerto Williams y en la siguiente temporada, allá por noviembre o diciembre,  retomaremos la subida hacia el norte chileno.

Hasta entonces haremos una nueva búsqueda de acompañante. Se abre el casting en esta página y también lo haremos en  el foro náutico latabernadelpuerto.com.

Para animar un poco la crónica, hemos seleccionado unas cuantas fotos de Puerto Williams.

 Vistas de Puerto Williams Vistas de Puerto Williams (7) Vistas de Puerto Williams (6)
 Vistas de Puerto Williams (5)  Vistas de Puerto Williams (4)
 Vistas de Puerto Williams (3)  Vistas de Puerto Williams (1)  Vistas de Puerto Williams (2)

Fotos de Puerto Williams

Aquí nuestra vida es bien tranquila. Salimos a comer a mediodía al pueblo, casi siempre a la casa de comidas “Los dientes de Navarino”, donde la Señora Carmen nos ofrece su excelente comida casera. Entre plato y plato nos da conversación. Este es un lugar en el que la mayor parte de los clientes son gente de Williams y con los que coincidimos casi a diario. Algún velerista que otro y excursionistas de treaking completan la clientela.

Sra. Carmen en Los Dientes de Navarino 

Con la Señora Carmen en Los dientes de Navarino

Al atardecer se anima el bar del MICALVI y algunos días el capi ha encontrado ambiente hasta las tantas.

Bar del MICALVI, un día por la mañana

Bar del MICALVI, un día por la mañana (1)

El MICALVI por la mañana

Banderín Ría de Navia en el MICALVI

El banderín del Club Náutico de la Ría de Navia decorando el MICALVI

Aquí en este náutico nos llama la atención ver los preparativos y el bombo y platillo que se le da a las expediciones que van a doblar el Cabo de Hornos, con turistas que vienen de todas las parte del mundo. Se hacen reportajes con cámaras de cine, muchas fotos y mucho equipamiento a juego, gente emocionada con esta aventura.  Casi todos lo consiguen, luego toman unas últimas cervezas en el MICALVI y rumbo a casa a contar a los amigos su expedición a Cabo de Hornos.  Estos días estuvo aquí un escritor español  que no pudo doblar el Cabo, la climatología se les puso en contra y cuando no se puede, no se puede. Bien decepcionado que se iba. Lo bueno es que el Cabo de Hornos seguirá ahí y siempre se puede repetir el intento.

Preparativos para Cabo de Hornos

Preparativos para una expedición al Cabo de Hornos

Como ya hemos comentado varias veces estamos en verano, aunque no lo parece. Esta semana solo hemos tenido 2 días de sol, con temperaturas entre 8 y 18º. Sin llegar a meternos en la cama,  durante el día,  estamos pasando un constipado los dos.  Esta última noche hemos tenido una mínima de 5º y ahora que son las 5 de la tarde, hay 8,8º.  Como dice Sonia, han puesto a funcionar el ventilador y hay rachas de viento de treinta y pico nuditos. El canal de Beagle, habitualmente salsea de los lindo, hoy mar rizada. La característica que se repite una y otra vez es lo cambiante del clima: viento, lluvia, nubes, frío y alguna vez, pocas, el sol.

paisaje desde la popa, días distintos (1) paisaje desde la popa, días distintos

Dos fotos desde la popa del PRATI en dos momentos bien distintos

Las fotos casi siempre son hechas en los días de buen tiempo por razones obvias, porque con mal tiempo no se sale y porque lucen más así.

Nuestra posición es:

Latitud.-     54º 56’118 S
Longitud.-  67º 37’104 W

Fotos del Club MICALVI, la entrada y su leyenda

05 Micalvi

Micalvi

06 Historia del MICALVI y acceso al Club (1)

Historia del MICALVI y acceso al Club

06 Historia del MICALVI y acceso al Club

Historia del MICALVI y acceso al Club

08 los dos patitos

Fondeo junto al MICALVI, dos patitos

 

07 Proa del MICALVI y sus abarloados

La proa del MICALVI y sus barcos abarloados

Desde Puerto Williams

Velada de despedida en el PIC' LA LUNE, con Sonia y Caroline

Velada de despedida en PIC LA LUNE

 En el faro Les Eclerieurs

Navegando por delante del Faro Les Eclerieurs, Canal de Beagle

 el viento sube

El viento sube, sube y sube en el Canal de Beagle

PRATI en el Micalvi

PRATI atracado en el Club MICALVI