Punto y aparte en Mauritius Island

Nuestro approaching a Port Louis

 

El PRATI en el pontón de Quarentine.

 

Seguimos en Mauricio y aquí vamos a poner un punto y aparte a nuestra navegación, hasta la temporada siguiente.

La idea original era llegar a Sudáfrica y dejar allí el catamarán durante unos meses, para volver a casa.

En Sudáfrica no nos estaba resultando facil encontrar un lugar donde se pudiera sacar el catamarán y en vista de ello, empezamos a buscar alternativas.

Así que hemos encontrado un lugar aquí, en Port Louis, donde dejar el barco en seco, que es lo que queremos hacer, después de la larga temporada que lleva a flote.

Esto, unido al cansancio, tras 8.681 Nm. navegadas desde mayo hasta ahora, nos ha animado a tomar la decisión de poner el punto y aparte de esta temporada y volver a casa, desde donde salimos a mediados de diciembre de 2.018. Ya va siendo hora.

Por otra parte, se nos ha echado el tiempo encima y estamos entrando en cierto riesgo de ciclones. La temporada oficial empieza el 1º de noviembre, pero hacia finales de mes ya pueden ser efectivos, así que habríamos tenido que pasar rápido tanto por aquí como por Reunión, casi sin conocerlas, lo que nos daba un poco de pena.

Uniendo todas estas consideraciones, hemos tomado la decisión de tomarnos un descanso.

Una vez adoptada la decisión, estamos tranquilos y felices, disfrutando del lugar.

PRATI en su atraque de Caudan Marina

Desde nuestra arribada, el día 6 de noviembre, estamos en la Caudan Marina de Port Louis, que queda en el centro del Waterfront, un espacio nuevo, lúdico, lleno de restaurantes, tiendas y turistas y desde donde podemos ir a pie a todas partes.

 

 

 

 

 

 

 

El resto de la ciudad, al que se accede por varios pasos subterráneos, para salvar las carreteras que bordean el waterfront y que siempre tienen mucho tráfico, es más auténtico, con mercados y mercadillos y mucha gente deambulando a todas horas.

 

 

 

 

 

 

La marina es únicamente un muelle de hormigón, no muy grande, donde ahora estamos solo media docena de barcos, aborloados a las paredes.

 

Mauricio es una isla multicultural, sus calles son un desfile de etnias diferentes. Destacan los hindús, con sus ropas coloristas, que son los que más abundan y los musulmanes, con algunas mujeres tapadas hasta dejar solo la ranura para los ojos, son la minoría, pero se hacen notar.

Tienen una especie de lema, que aparece en algunos carteles:

  • Una isla
  • Muchos pueblos
  • Todos Mauricianos

 

La isla es un destino turístico de sol y playa. Hay multitud de hoteles en la costa, una costa protegida por arrecifes de coral, con arenas blancas y aguas transparentes.

El resto de las atracciones turísticas, no nos han emocionado.

                             El volcán

 

 

 

 

 

 

 

 

Grand Bassin, lago sagrado para los hindúes, con templos y estatuas.

Sus cultivos principales son la caña de azúcar, el te y la vainilla. Hay grandes reservas de agua, en varios lagos de buen tamaño, dicen que podrían soportar un año entero sin lluvias, cosa totalmente improbable.

 

En una semana ya han aparecido por aquí 3 cruceros grandes, que hacen la ruta Seychelles, Reunión, Mauricio y que llenan las calles de gente nueva. Un día hacen el recorrido por la isla y al siguiente por Port Louis.

 

y en este ambiente relajado, seguiremos unos días. Después varadero, limpiezas, preparación de superficies, retirada de velas, toldos y demás, para dejar el PRATI en la mejor condición posible hasta nuestro regreso.

Saludos a todos.

MH