Publicaciones

mayo 2014
L M X J V S D
« Abr   Ago »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Usuarios online

Suscripción RSS

Archivo de mayo 2014

Hasta luego a Puerto Williams

Ha pasado una larga temporada, más de un mes, desde que regresamos de los ventisqueros. El otoño nos ha sonreído y nos ha brindado unos días de climatología inolvidable. En los ventisqueros, frío y frío, lluvia y lluvia y en Puerto Williams buenas temperaturas y sol y sol. El viento desapareció del Beagle hace más de un mes.

Hemos entretenido estos días, además de preparando el barco para la larga estadía de invierno, con paseos por el pueblo y cercanías, disfrutando de la compañía de la gente que hemos ido conociendo y de los paisajes otoñales.

01 últimas comidas en Onashaga

                      Las comidas en el restaurante Onashaga

02 el otoño

Largas sombras otoñales                                               

03 PRATI desde el monte

                                              El PRATI visto desde el monte

04 pequeñas pesqueras o grandes boyas

¿Pesqueros pequeños o boyas grandes?                                

Con la amenaza de nieve en las puertas, fuimos preparando la maleta para huir antes de la quema. El rojo de los árboles anuncia nieve inmediata, así dice la gente de aquí.

05 imagenes otoñales
05 imagenes otoñales (1)
05 imagenes otoñales (2)
05 imagenes otoñales (3)
05 imagenes otoñales (4)

                                              Paisajes otoñales

Dejamos el PRATI bien arranchado. Los tres últimos días, nos fuimos a dormir a un hostal para quitar la calefacción y ver el comportamiento de las condensaciones a bordo con bajas temperaturas. Como ya nos habían comentado, el barco se comporta estupendamente en el frío. Las condensaciones no aparecieron, ni una sola gota en techos y portillos, a cambio, un frío de pelar.

06 PRATI para pasar el invierno

Ahí queda el PRATI, abarloado al VICTORY, para pasar juntos el invierno.    

07 el capi el dia de lla despedida de P.Williams

Así de chulo se despide el capi de Puerto Williams por esta vez, en mangas de camisa.

El día 7 de mayo, soltamos amarras de Puerto Williams, tomamos este avión

08 avioncito para 15

La avioneta que hace la ruta Puerto Williams-Punta Arenas                  

Sobrevolamos la Cordillera Darwin y después de hora y media salimos de la Tierra del Fuego para aterrizar en la orilla norte del Estrecho de Magallanes, ya en el continente, en Punta Arenas.

09 sobrevolando la cordillera Darwin
09 sobrevolando la cordillera Darwin (1)
09 sobrevolando la cordillera Darwin (2)

                Vistas desde la avioneta de la Cordillera Darwin

Este vuelo es muy particular. Los habitantes de Puerto Williams van y vienen en él como si se tratara de un tren de cercanías. Continuamente hay lista de espera. La gente viaja mucho, de compras, al médico, a divertirse, a precios subvencionados para los residentes. Nuestro vuelo tuvo condiciones óptimas, cero viento. así y todo, se pone piel de gallina, solo con pensar lo que será con los vientos normales en esta zona azotando esta pequeña avioneta y las turbulencias que tendrá que soportar cuando cruza sobre las zonas montañosas de más de 2.500 m de altitud. Nosotros fuimos todo el tiempo como búhos, asombrados del paisaje, de lagos, glaciares, nieve, agua, canales, naturaleza salvaje e inhóspita, mientras nuestros vecinos de asientos dormitaban con normalidad, sin echar ni un vistazo. Lo que hace la costumbre.

Los pilotos son gente muy experta y acostumbrada a hacer despegues y aterrizajes en malas condiciones y nos han contado que a veces todo el mundo baja del avión, pálido. Sin embargo no hemos escuchado ninguna noticia de accidentes ni incidentes.

Nos hemos instalado en Punta Arenas por cuatro días, en un hotel al borde del very famous Estrecho de Magallanes, con estupenda calefacción y un montón de agua caliente en la ducha y en el baño. ¡Que lujo!, cuando uno viene de un velero y vuelve a las comodidades de la vida en tierra. Aunque no siempre, ésto, algo se echa de menos, especialmente las duchas de media hora.

Hemos celebrado el cumple del capi, con pescado y marisco, que aquí abunda a precios razonables.

10 Vistas de Punta Arenas
10 Vistas de Punta Arenas (1)
10 Vistas de Punta Arenas (2)

Vistas de Punta Arenas, desde la Costanera y desde el Cerro de la Cruz         

Punta Arenas le debe casi todo a un avilesino ilustre, José Menéndez, uno de aquellos asturianos intrépidos que dejó su aldea a los 14 años para hacer las Américas y las hizo. Incluso erigió un monumento, en el centro de la plaza principal, con la dedicatoria: de José Menéndez a Hernando Magallanes, vamos, de poder a poder.

11 monumento a Magallanes

                      Monumento a Magallanes

Mañana, día 11, volamos hacia Valdivia, lugar de destino de nuestra próxima travesía a principios de 2.015. Allí pensamos, en su momento, hacer reparaciones y modificaciones en el barco y queremos verlo ahora con el personal del astillero que nos han recomendado.

RESUMEN de nuestra campaña diciembre 2013-abril 2014 del cono SUR de América. CONDECORACIONES Y AGRADECIMIENTOS

Travesía de Buenos aires a Ushuaia

Salimos de Puerto Madero, Buenos Aires, el día 30 de noviembre de 2.013 y en el display del GPS se lee 25,471 Nm………………

…………………arribamos a Ushuaia y el GPS dice 27.208 Nm, recorridas 1.708 Nm. narradas en las crónicas que fuimos colgando en la página Web.

 01 Desde mi ventana  
 02 Paseos por Ushuaia

Ushuaia                                                                             

Travesías Ushuaia, Puerto Williams, Cabo de Hornos y Ventisqueros

El 6 de abril, a punto de cerrar esta temporada, el GPS indica 27.695 Nm. hemos recorrido 2.224 Nm., 1.708 Nm Buenos Aires-Ushuahia y 487 Nm para doblar el mítico Cabo de Hornos y hacer un pequeño recorrido por el Canal Beagle, los Ventisqueros y las idas y venidas a Puerto Williams para papelear. Para hacer la travesía al Cabo de Hornos, hay que recabar el permiso de la Capitanía de Puerto Williams en Chile, así como comunicar en persona el regreso. Para ir a los Ventisqueros, más de lo mismo. Si es para ir a Ushuaia, como es otro país, entonces hay que despachar también Aduana y Policía. Geográficamente sería más lógico ir a Ventisqueros desde Ushuaia, pero no, hay que venir a Williams, retrocediendo 30 Nm y luego volver a pasar por delante de Ushuaia, sin poder hacer escala, por supuesto, ya que es Argentina.

Pero esto es lo que trae el tema de los países, las fronteras y las formalidades burocráticas que condicionan la vida y los planes de navegación en libertad.

De nuestra crónica del día 17 de enero de 2.014

“En Mar del Plata, parada de 15 días para reparar la electrónica de viento. Justo al salir del puerto, rotura de una sable de la mayor y retorno para resolverlo.

En Necochea-Quequen, parada de 2 días por meteo.

En Caleta Horno, parada de 4 días también por meteo. Aquí tuvimos rotura de la maroma donde estaban sujetas las 2 amarras de barlovento.

 03 Caleta Horno

                                                         Caleta Horno

En Puerto Deseado 13 días por meteo. Ría con fuertes corrientes y vientos. El barco garrea varias veces y nos metemos en un canal angosto de unos 60 m. uno de los días se desmorona el montón de piedras al que estamos sujetos por popa babor, barlovento. Las amarras quedan libres y el barco abate hasta las proximidades de las piedras del otro lado del canal, a menos de una eslora.

 04 Fondeo en Puerto Deseado
 05  las maravillas de Puerto Deseado

                                                Puerto Deseado

En la travesía Puerto Deseado – Bahía Aguirre, nos alcanzaron dos temporales, no muy largos en tiempo pero si en intensidad de viento y de mar.

 06  Alguna ola del temporal

alguna ola del temporal                                            

 07 libro de bitacora Estrecho Le Maire

                                      libro de bitácora Estrecho Le Maire

A pesar de todo hemos llegado. Estamos aquí. Estamos contentos.

Hemos aprendido los preliminares de amarrar a tierra en zonas de piedras. Imprescindible usar cadenas y /o cables de acero.

Hemos convivido con vientos fuertes, 40-50 kts. casi con normalidad.

Sabemos que el barco, a motor, navega contra vientos fuertes sin mucha dificultad.

Hemos aprendido a echar mano, con mayor o menor suerte, a la reparación de las averías. Así se resolvió el tema de la calefacción y el uso provisional del motor de babor.

La temperatura diurna ronda los 12º y por la noche 6 u 8. El sol aparece y desaparece tropecientas veces cada día. Nos referimos a los días buenos.

En el waterfront de Ushuaia aparecen en sus construcciones toda la paleta de colores, desde el blanco al negro, pasando por azules, amarillos, rojos, verdes, grises, granates y al fondo siempre la oscura cordillera con grandes neveros blancos. Solo desentona la horrible iluminación del edificio del casino que nos queda justo en la proa a menos de un cable y que cambia continuamente sus neones haciéndose notar.

Sabíamos por comentarios de navegantes que lo difícil de doblar el Cabo de Hornos consiste principalmente en llegar hasta Ushuaia. Ahora sabemos por experiencia propia que la travesía Buenos Aires-Ushuaia es de mucha dificultad para los navegantes como nosotros acostumbrados a zonas tropicales y subtropicales más tranquilas. Lo de doblar el Cabo de Hornos, que sigue en nuestro programa, ya se irá viendo. Lo tenemos a un grado por el sur”.

De la crónica del 22 de enero

“Desde Ushuaia

Ahora, aquí esperando hacer las reparaciones necesarias, sin prisa, porque aunque la tuviéramos daría lo mismo, hacemos un pequeño resumen de esta travesía.

Desde Buenos Aires, hemos recorrido 1.737 Nm, navegando 291 h, a lo largo de 48 días……………. Ha sido pesado, lleno de contratiempos, montón de averías, mal tiempo, resguardos en abrigos incómodos, pero al final todo se da por bien empleado cuando el resultado es el que tenemos ahora.”

De la crónica publicada el 14 de febrero

“Ayer, día 12 de febrero, soltamos amarras del pantalán del Club Náutico de Ushuaia y con un buen meteo de 10-15 kts. Por la popa, arrumbamos hacia Puerto Williams, donde llegamos a las 3 de la tarde al Club MICALVI.

 08 el viento sube

El viento sube en el Beagle                                             

 09 Puerto Williams por la proa

                                         Puerto Williams por la proa

El Club consiste en un barco de unos 50-60 m. de eslora que en lugar de llevarlo al desguace, se varó aquí a modo de dique, al que se abarloan los veleros. Como estamos en temporada alta y fuera hay una buena rasca, los hay en 3ª, 4ª y 5ª fila, con lo que el acceso a esta especie de pequeña ría queda muy limitado. Pasamos con el PRATI muy pegados a la orilla y el motor de estribor quedó sin tracción. Con la ayuda del dinghy y supusimos suerte, las hélices volvieron a engranar. Mas tarde supimos que habíamos enganchado con la pala del timón un cable submarino que alimenta un albergue de vela que tenemos ahí enfrente. No pasó nada, siguen teniendo luz y nosotros pala de timón.

En el MICALVI (barco varado) están los servicios del Club y el famoso bar. Como en el Peter de Orta, las paredes y techos están cuajadas de banderas, gallardetes, autógrafos de tantos y tantos navegantes que pasan por aquí, camino a Hornos, a la Antártida o los ventisqueros.

Aquí pensamos pasar unos días hasta reorganizar nuestra etapa en Chile. El tripulante que nos acompañó desde Buenos Aires abandona el proyecto y nos tenemos que buscar la vida”.

De la crónica del 22 de febrero

“Terminábamos la crónica escrita desde Puerto Williams diciendo que se iba el tripulante

Se nos ocurrió entonces invitar a nuestros amigos gallegos Paula y Pablo del velero CELEBRATION, con quienes hemos compartido Caribe, Azores, Canarias y una estupenda Navidad en el PRATI. Pablo está embarcado y en sus vacaciones, a partir del 1 de marzo, dispone de mes y medio y estaban encantados con la idea. Para la travesía a Valdivia este plazo es insuficiente.

Conclusión: hemos cambiado el plan de ir a Valdivia esta temporada y nos vamos a conformar con doblar Cabo de Hornos y recorrer los glaciares chilenos, con Paula y Pablo. Dejaremos el barco hibernando en Puerto Williams y en la siguiente temporada, allá por noviembre o diciembre, retomaremos la subida hacia el norte chileno”.

De la crónica del 14 de marzo

“Empieza el “TRIPLE SALTO”: 1º.- Travesía Puerto Williams – Puerto Toro

Hoy, día 14, amaneció lloviendo. A las siete salimos de la cama para desayunar e iniciar esta travesía en compañía de otros dos barcos. El POLARWIND y el LOJAN.

Osvaldo, el capitán del POLARWIND, barco de charter que trabaja estas latitudes, casi siempre con pasajeros alemanes, es un gran conocedor de la zona y a su popa hemos llegado hasta Puerto Toro, a través del archipiélago Holger, un lugar al que nunca nos hubiéramos metido sin su tutelaje. Recorrido espectacular que nos hubiera dejado maravillados si no hubieran estado cayendo chuzos de punta todo el rato. El agua, el frío y el viento hacía dura la permanencia en la cubierta, obligada por otra parte al ir navegando pegados a la costa y con montones de obstrucciones, piedras, boyas y cachiyuyos.

La sensación térmica, que marcó nuestro termómetro, situado bajo el flybridge y bien cerca de la entrada al barco, llegó a ser de – 7º C. en el puesto de gobierno, mucho peor.

Pasado Holger entraron rachas duras por la amura, casi 40 kts. y con ellas el agua se incrustaba en la piel. Enrollamos foque y a pelearnos la ceñida a motor como hicieron los dos monocascos.

Cuando llegamos a Puerto Toro, por el paso Picton, la lluvia se había convertido en nieve.

Aquí nos hemos atracado, nosotros en primera fila, en un pequeño pantalán pesquero, ahora con toda la actividad de la pesca del centollón. A nuestro costado los otros dos yates que nos acompañan. Con la nieve cayéndonos encima, los pescadores nos miran y alucinan. Cuando además nos ofrecieron centolla y la first mate les dijo que después hablaríamos que ahora estábamos trabajando (maniobras de atraque) simplemente se descojonaron.

Nosotros todos con nuestros trajes tipo astronauta (simplemente trajes de agua colorados con gorros amarillos), gorros polares, guantes, superbotas y ellos, en camiseta y pantalón vaquero.

 10 atracados y abarloados en Puerto Toro

atracados y abarloados en Puerto Toro                               

Al atardecer habrá una reunión del alto estado mayor, Osvaldo y nosotros (todos los demás son alemanes y nos entendemos poco), para decidir el siguiente paso, a la vista del meteo actualizado. La idea es seguir mañana hacia Caleta Martial, a unas 45 Nm. y en el tercer salto, Hornos.”

De la crónica del 16 de marzo

“SEGUNDO SALTO

La reunión del “alto estado mayor”, con los meteos aportados por las autoridades chilenas, nos dejó con los ánimos por los suelos. Previsión de vientos del SW (justo nuestro rumbo) de 15 kts. lo que con la experiencia que vamos adquiriendo bien pueden ser 20-25 kts. y así cruzar la bahía de Nassau podía ser una paliza. Hasta Caleta Martial, nuestro objetivo, hay 48 Nm. que se pueden hacer muy largas con malas condiciones.

Nos fuimos a dormir con la incertidumbre de lo que haríamos al día siguiente. Madrugón a las 6,30 horas, apenas amaneciendo. Calma total en Puerto Toro, los barcos y el pantalán con una buena capa de nieve. Temperatura 3º C.

Osvaldo, del velero POLARWIND, se había puesto en contacto con las estaciones de la armada del archipiélago Wollaston y de Hornos, la situación muy buena en ese momento nos animó a soltar amarras a las 7 en punto de la mañana.

Las primeras 15 Nm. que discurren bordeando la isla de Navarino son una trampa para los veleros, están sembradas de boyas con las nasas de los pescadores que utilizan cabos flotantes y en algunos casos puede haber hasta 30 metros en superficie. Hay que ir oteando continuamente el horizonte. Nos colocamos en fila india y todos de guardia.

Superado el paso de Goree, entramos en la bahía Nassau con un viento de 10 kts. por el través que animaron a sacar trapo y apagar el dichoso motor. Durante una hora regateamos felices, con un marco de montañas nevadas incomparable, bajo un amenazante cielo gris plomizo que tuvo el detalle de no soltar una gota de agua. Tuvimos bastante con las del deshielo de la cubierta y el techo del cata. Lo de sacar trapo se redujo en nuestro caso a desenrollar el Génova, la mayor sigue guardada en su saco ante el cagazo que tenemos a las continuas rachas que se descuelgan de las montañas a traición, ya hemos hablado varias veces de los famosos williwaws.

Solo duró una hora la regata, de repente el viento paró y volvimos a motorear para acercarnos al Paso Bravo que nos ha conducido al fondeo de la Caleta Martial, donde está la única playa de arena de toda la zona.

La travesía, de casi ocho horas, ha resultado estupenda, sobre todo porque no esperábamos tener tanta suerte, poco viento, poco mar y sin lluvia, una fiesta. Con la ilusión añadida de tener el Cabo de Hornos, justo en nuestra proa y a tiro de piedra.

Fondeo en 6 metros de sonda, calma total del viento y cielo gris, cada vez más oscuro, que está empezando a soltar algunas gotas.”

De la crónica del 18 de marzo

“TERCER SALTO.- El PRATI ha doblado El Cabo de Hornos

El 16 de marzo, cuando el verano austral toca a su fin, doblamos a bordo del PRATI el Cabo de Hornos, culminando así la primera etapa de aquella vuelta al mundo que comenzamos en Melilla en junio de 2.009, hace 21.100 Nm. Tripulación: Carlos Vega, Magdalena Herrero, Paula Bea y Pablo Caneda. Familiarmente, los Pratis y los Panautas. Y en tierra, Toni Cea.

A las seis, aún de noche, sonó el despertador. Con un frugal desayuno, para no perder tiempo, levamos ancla en la Caleta Martial. Amaneció con cielo cubierto y frío, apenas sin viento.

El POLARWIND da máquina avante y el pequeño convoy a su popa arrumba hacia el oeste bordeando por el norte la Isla Herschel. Dejando Jerdan por estribor, tomamos rumbo sur por la Bahía San Francisco y con viento suave izamos mayor con un rizo y largamos génova. Tenemos viento componente WNW. En latitud de la Isla Hall, donde avistamos por primera vez el monte Cloyen situado al NW de la Isla Hornos, el viento rola al W y tomamos rumbo SSE. Aquí se deshace el convoy, el POLARWIND y el LOJAN siguen a vela y motor contorneando la Isla de Hornos, mientras nosotros optamos por doblar Hornos a vela, solo a vela.

El viento va subiendo hasta F-5 y damos un bordo largo hasta unas 5 millas al sur de la isla, donde nos da para cambiar de bordo.

Nuestra posición a las 10 horas es:

Latitud.- 56º 01’000 S

Longitud.- 67º 24’75 W

En este momento el cielo se oscurece aún más, las nubes vienen bien cargadas, comienza a llover y la mar de fondo hace acto de presencia, lo que eleva el nivel de adrenalina en la tripu del PRATI. En esa latitud nos encontramos un velero que en dura ceñida nos corta la popa a escasa distancia.

El mal tiempo y la tensión del momento nos impidió acordarnos de hacer un brindis como suele ser habitual. Solo estábamos ocupados en iniciar cuanto antes la retirada, ya que la previsión era de subida del viento, role al SW con F-6 por la tarde, para nuestro recorrido por la Bahía Nassau, hacia Puerto Toro y generalmente las previsiones siempre se quedan cortas.

11 los posados ante el Cabo de Hornos  
12 otro posado ante Hornos (3)

posados en Cabo de Hornos                                               

El paso nos dio para hacer las fotos con aquellos gestos típicos de victoria y alegría mientras arrumbábamos al Paso del Sur. En nuestro pabellón de babor ondulaba además de una bandera de España, de mayor tamaño del habitual, un gallardete que nuestro amigo Pepe nos regaló y que él conservaba del buque escuela Juan Sebastián el Cano. En su memoria cruzó Hornos otra vez.

Cuando doblamos el faro en la punta este que es donde está el monumento de Hornos, la visibilidad era muy mala. Hablamos con el control ALCAMAR HORNOS para saludarles y reportar nuestro paso. Gente muy amable que agradeció nuestra llamada y nos envió saludos en nombre de toda la familia. Estos puestos los ocupa un militar con su familia durante un año.

Con rumbo norte cruzamos el estrecho Paso Mar del Sur, dejamos Freycinet por babor y todo seguido hasta Puerto Toro. El viento, como estaba previsto, subió a F-6 con rachas de F-7, mantuvimos con cierta intranquilidad un solo rizo hasta mitad de la bahía. Aquí tomamos la segunda mano de rizos, manteniendo la misma velocidad del velero y quedando el barco más estabilizado y los tripulantes menos estresados. Los 8-9 kts. de velocidad nos acompañaron hasta la entrada en el canal Goree, donde por aquello de las boyas de los pescadores, bajamos mayor, arrancamos motor y con vigilancia especial hicimos las últimas 15 millas hasta puerto.

Amarrados al pantalán nos dimos cuenta de nuestro lapsus de celebración justo al doblar el cabo. Llegamos cansados, satisfechos pero cansados. La navegación de 86 Nm, en 13 horas con bastantes momentos de tensión, nos pasó factura. Nos homenajeamos con una buena cena, pusimos una nota breve para los que nos seguís y a descansar.”

13 Paso Mackinley en regreso a Williams

                                            paso Mackinley

14 otra vez los Dientes de Navarino

Otra vez los Dientes de Navarino                                        

Travesía a Ventisqueros

De la crónica del 29 de marzo

“Aún es noche cerrada cuando aparecemos los 4 en el desayunador, son las seis y media. Poco después de las 7, ya con luz, en un día nublado y lluvioso, soltamos la boya y comenzamos nuestra navegación. Salimos de Puerto Williams, doblamos en Punta Gusano y tomamos rumbo W.

Llueve y llueve mientras avanzamos por el Beagle cuyo paisaje se va transformando, cambia la vegetación, los árboles parecen recortados por un jardinero experto, manteniendo una altura y una disposición homogénea. Abundan las colonias de gaviotas y cormoranes y pasan nadando alrededor del barco grupos de lobos marinos. Algunos más juguetones nos siguen un rato la estela.

A primera hora de la tarde la lluvia se transforma en nieve y así nevando llegamos al fondeadero de Caleta Olla a 58 millas de Williams, lugar muy abrigado de casi todos los vientos donde el fondeo ideal es con el ancla y dos cabos por popa a los árboles que crecen junto a la playa. Primer fondeo del nuevo equipo de tripulantes que se resuelve con rapidez. No hay viento y así todo es fácil.”

15 el glaciar desde arriba

                                               El glaciar desde lo alto

16 Caleta Olla y el fondeo

PRATI fondeado en Caleta Olla                                         

De la crónica del 1 de abril

“Día 29, otra vez con lluvia, zarpamos de Caleta Olla rumbo al Seno Pía.

La travesía, otra vez pasada por agua. Cruzamos por delante de 4 glaciares que en su confluencia con el Beagle sueltan cantidad de escombros, trozos de hielo o icebergs, que dificultan la navegación. Se deben ir sorteando para evitar la colisión con las proas y aún peor el rebote de los témpanos hacia abajo que luego emergen a la altura de las hélices o la pala del timón y aquí si pueden causar estragos. Son pequeños témpanos de hielo en superficie que ocultan grandes masas sumergidas, lo que les da un volumen impresionante y chocar con ellos es similar a pegársela contra una roca. Por tanto toda la travesía se hace con mucha atención, vigilancia permanente en el exterior y en los momentos más complicados, incluso uno a proa dirigiendo las maniobras.

A la entrada del Seno Pía, donde hay al menos 6 glaciares, el efecto de hielos flotantes es multiplicador.

El Seno Pía es un amplio canal de dos brazos, en forma de Y, con una longitud próxima a las 10 Nm en su brazo W. La entrada es complicada y las distintas cartas electrónicas que llevamos a bordo, están descompensadas, como ya nos habían advertido, con el barco navegando por tierra. Por tanto la navegación ha de ser a vista, a la luz del día y a velocidad reducida. El fondeadero Caleta Beaulieu dista unas 5 Nm de la entrada que se hacen muy largas. Está muy resguardado de los vientos dominantes del SW.

El domingo, fiesta. Amanece sin llover, amenaza con salir el sol y en cuanto desayunamos ya estamos los cuatro montados en el dinghy rumbo a la base del glaciar que tenemos frente a la proa y que dista una media hora. El sol asoma sin vergüenza y nos regala unas vistas de antología. Las cumbres heladas van apareciendo, así como las cabeceras de glaciar que nos dejan boquiabiertos. Todo el camino haciendo fotos y videos a cual más hermoso. Desembarcamos a unos 500 metros de la base del glaciar y caminando entre los icebergs varados en tierra por la marea, plasmamos en los negativos y en nuestras retinas imágenes para recordar siempre. Por momentos como éste, aunque sean bien escasos, merece la pena llegar hasta aquí.”

17 Caleta Beaulieu en Seno Pia     
18 PRATI fondeado en Caleta Beaulieu
19 los hielos nos rodean
20 en el glaciar
21 Cormoranes en Seno Pia

                                 en caleta Beaulie y glaciar Seno Pia

22 otra celebreision

celebration                                                             

De la crónica del 2 de abril

“Amanece el día 1 sin lluvia, soltamos cabos, levamos ancla y a sortear los cientos de pequeños témpanos que nos rodean. Ayer el glaciar tuvo producción extra y ha sembrado la zona de icebergs.

Salida muy lenta golpeando de vez en cuando a algún pequeño despistado y sin mayor problema llegamos otra vez al Beagle. Aquí, como no, vuelve la lluvia, meudiña, nubes bajas que apenas dejan ver las montañas. En mitad de la pequeña travesía, 18 millas, pasamos por el Seno España, glaciar que no tiene salida directa al canal y que nos pareció bonito y familiar por aquello del nombre. También cruzamos por delante del Seno Garibaldi, bastante más famoso y visitado.

Hemos llegado al fondeadero Alakush, en la isla Chair”

De la crónica del 5 de abril

“El jueves volvimos a cambiar de fondeadero. Dejamos Alakush y nos adentramos en el brazo suroeste del Beagle. La soledad es total. Avanzamos entre montañas apenas visibles por la niebla. Es la primera vez que tenemos niebla y ésta sí que chafa las vistas.

Pensábamos fondear cerca de otro glaciar, en el Estero Coloane, en un fondeo excesivamente profundo para nuestro gusto y nuestra cadena. Con la falta de visibilidad, el capitán decide ir a un lugar más fácil, si no vamos a ver mucho, que al menos fondeemos con seguridad.

Así seguimos navegando hasta el Estero Penhoat en la caleta María Helena (Isla Hoste)”

23 PRATI en Caleta María Helena

                               Fondeados en Caleta Maria Helena

De la crónica del 18 de Abril

“El día 5 de abril fondeamos en Puerto Borracho

La tarde, sin lluvia y en calma, animó a desembarcar en la playa y al capi se le ocurrió que podíamos cenar un asadito, con la carne argentina que aún tenemos en el congelador. Dicho y hecho, recolección de leña de la mucha que hay bastante seca de los árboles derribados por el viento y a preparar la hoguera.

El resultado fue una carne estupenda, una velada distinta y animada, con el humo como protagonista. Daba igual a qué lado de la hoguera nos pusiéramos, hacia ése iba el humo. Nuestra ropa quedó un poco apestada y los ojos rojos, no por el vino, que conste.

La noche, espectacular, con el cielo cuajado de estrellas y a lo lejos el resplandor de Ushuaia. Desde el PRATI, fondeado en mitad de la caleta, llegaba con nitidez la música que el capi, como acostumbra, pone a todo volumen sobre todo si son rancheras o música popular. Este CD comienza con Guadalajara (la de Jalisco) y es uno de los muchos CDs que nuestro amigo Cesar nos ha grabado para animar este tipo de eventos. Brindamos, como no, a su salud.”

24 Noche en la hoguera y asadito

Puerto Borracho, noche de hoguera                                    

De la crónica del 25 de abril

“Día 6 de abril

El regreso, tranquilo por el Beagle, este canal que se ha ido metiendo en nuestro corazón para siempre.”

25 Navegación por el Canal Beagle  
26 Navegación por el Canal Beagle

navegando por el Beagle                                                

27  Beagle

                                                           el Beagle

28 leones marinos en el Beagle

lobos marinos                                                       

29 track Cabo de Hornos y Ventisqueros

                                     track Cabo de Hornos y Ventisqueros

De la crónica del 10 de abril

“Hoy nuestros amigos “Panautas” Paula y Pablo han salido de Puerto Williams rumbo a Ushuaia y desde allí, vía Buenos Aires, a España. “

30 despedida de los Panautas en el MICALVI

despedida en el MICALVI                                                  

Desde que salimos de Buenos Aires hemos escrito 44 crónicas en las que aparece con más detalle todo lo resumido anteriormente, con sus correspondientes fotografías. Hemos recibido 190 comentarios, los cuales agradecemos. Nuestra web va por las 43.233 entradas.

Como ya hacíamos en las épocas primeras de travesías atlánticas, hemos establecido, de nuevo, varios premios con los que bromear con nuestros lectores.

El primer premio “Web-ino Fueguino” y sin que haya favoritismos de ningún tipo,

The winner is…………Kurucho, con 19 comentarios.

luis vega

                                Kurucho

El segundo clasificado es Pedro, “el Almirante”, con 13 entradas

 image

el Almirante

El tercero Joan Td8, “Jordi” con 10

Joan

 Jordi                                   

En la segunda mitad de la travesía, con la incorporación de la nueva tripulación, Galicia entró con fuerza, pero llegó tarde para clasificarse bien.

Y así sigue la lista:

  • 4º.- La y familia con 8
  • 5ª.- ex aequo…… los fósforos, (Rafael – Paola) y Tía María – tío Migue, con 7
  • 6º.- Juan José – Maruchi y Luis – Marta, las dos parejas con 6
  • 7º.- Mo-Ru-Pa-Pe, Aketxe, Siñe, Zuleta, Antonio-Graciela, Panautas y Mayin, los seis con 5 entradas
  • 8º.- Coral con 4 entradas
  • 9º.- Carmen, Mari Tere, J del Arco, Gustavo, Domonio Gojo, Charrán, Ángeles-Fran, Nacho y Valeria, los 9 con 3 entradas.
  • 10º.- Oscarín de la favorita, Viky-Gustavo, Toni-Ana, Raquero, José Rasero, Daniel Fueyo, Zoro – Renata y Javier, los 8 con 2 entradas
  • 11º los farolillos rojos, con una sola entrada: Rosa – Jesús, Deigloria, Adolfo, Peregrinos, Mariano Fdez., Fabian, Xoel, Nano, Palomi-Sergio, Lina-PGrumetes en tierra, Alcarrio, Chesco, Alfonso, Ruben-Cristina, Gregorio Rodriguez, Alberto Kelone, Oscar Paillet, Gomone, Andrés de la Espriella, Daniel Gómez, Noceda, Héctor Nemo, Santiago-Ana, Yolanda, Iñaki, Carlos Franganillo, Domingo-Bea, Germán de la Mano y A.de Cefontes.

En otro tipo de clasificaciones

  • Al comentario más simpático: Alfonso, en la entrada “Nuevos planes para esta travesía” de fecha 22 de febrero, con su curriculum para el casting. Imaginación y desparpajo a partes iguales.
  • A los más fósforos: los fósforos, Rafael y Paola.
  • Al nickname más original para Oscarín de la Favorita.
  • A las ovejas descarriadas, que no venían por aquí, hace muchísimo tiempo: Palomi y Sergio.
  • El de mayor volumen y contenido, otra vez para Kurucho,

Reconocimiento especial a “Toni”, Antonio Méndez Cea, tripulante en tierra.

  DSC02988

Toni

Agradecimiento extraordinario al vicealmirante Robert FitzRoy, navegante y sobre todo persona de altísimo nivel humano, que capitaneando el Beagle, cartografió estas costas. Fue el inventor de los pronósticos meteorológicos y del uso de la escala Beaufort y dedicó su vida a causas altruistas incluyendo la financiación de una buena parte de sus expediciones.

32 Robert FitzRoy 
33 Robert FitzRoy

El vicealmirante Robert FitzRoy y su placa de homenaje en el Museo de Puerto Williams

34 el Beagle

El Beagle

Y las gracias a Santiago Quintana que nos regaló el libro “Hacia los confines del mundo” de Harry Thompson, con su lectura nos habíamos anticipado a estas experiencias y habíamos pasado momentos felices. En su dedicatoria dice “Que el espíritu de FitzRoy os acompañe”

Nuestro cariño para todos, también a los que leéis la Web y no entráis a saludar, o sea, la mayoría.