Rumbo al W. Australia 6

Ya falta poco. Mañana, si todo sigue como hasta el momento, estaremos en puerto, en la Marina de Mackay, región de Queensland.

Este es el lugar idóneo para desde aquí recorrer la zona más emblemática de La Gran Barrera de Coral, sus “100 Magic Miles” en las que se encuentran las Whitsundays Islands, lugar de fondeos espectaculares y conocido destino vacacional para los australianos.

Ayer, al atardecer y cansados de navegar a menos de 3 kts., arriamos velas y pusimos a funcionar los motores.
Esto es un poco parecido a la navegación por los canales chilenos, mar calmo y motoreando. El paisaje, nada que ver, solo a lo lejos, por babor, muy a lo lejos, alguna elevación se destaca sobre el nivel del mar. Por lo demás todo está tan tranquilo que hasta pensamos que se nos había estropeado el radar, por la nula señal que daba a nuestro alrededor.

En condiciones normales de navegación el radar tiene unos ecos, conocidos como “ecos parásitos del mar”, provocados por las olas circundantes, que dan una mancha alrededor del barco donde no se puede ver ningún cuerpo extraño, por lo que cuando se instalan zonas de guardia es necesario hacerlo a partir de 3 ó 4 Nm.
Ayer, cuando en esta nueva condición de navegación fuimos a estudiar el radar, no encontramos esos ecos parásitos, imaginamos que el radar se había cansado de trabajar, después de años de actividad. Estudiamos el manual, nos mesamos los cabellos, dimos por fastidiada una noche que se preveía tan tranquila, sin guardia de velas, y nos dispusimos a otear al horizonte, bastante claro con luna a tres cuartos, y confiar en la alarma del AIS.

La noche, volvió a ser tranquila, nada alteró nuestra navegación y de día, cuando han aparecido algún barco e islas en el entorno, el radar los detecta sin problema. 👍👍

En las últimas 24 horas hemos navegado 124 Nm

A las 11 horas del viernes 14 de junio, estamos en las coordenadas

Latitud.- 21° 46’08 S
Longitud.- 151° 04’14 E

Distancia a destino.- 110 Nm.

M. Herrero